Ideas para decorar una habitación infantil “unisex”

El dormitorio de los más pequeños es su espacio más privado, allí se relajan, juegan, estudian y descansan. Es su zona de confort y deben sentirse a gusto en ella, ya que pasarán gran parte de su tiempo dentro. ¿Quieres huir de los tópicos? Quizá no te gusten las habitaciones en color rosa para las niñas ni las azules para los niños, pero no sabes que hay un gran abanico de opciones alternativas. Queremos darte algunas ideas para crear una habitación infantil unisex ideal.

Puedes apostar por tonalidades muy diversas. Amarillos, rojos, azules, verdes, rosas y naranjas repartidos en cojines, cuadros y alfombras. Y si son tonos pastel, mejor. Además de una paleta de colores claros puedes incluir madera -aporta contraste y calidez-.

¡Importante! los muebles blancos son una buena opción para crear una decoración infantil unisex. Buscamos crear una habitación cálida, con cierto toque vintage, que se aleje de los colores fuertes que marcaron las tendencias pasadas. A parte del blanco, los tonos crema, arena y gris claro sientan de maravilla.

Hay que dejar volar la imaginación y el ingenio para aprovechar al máximo la habitación de los niños y para que se sientan cómodos. A su vez, ellos deben poder tener la libertad de escoger lo que les gusta, a nivel de decoración y colores. Que sean ellos los que elijan lo que mejor les siente. Al final, son los que la disfrutarán.

 

 

Es cierto que a medida que cada persona va creciendo va acumulando cada vez más cosas, y eso muchas veces es un problema, sobre todo en cuestiones de espacio. Cuando hay un niño pequeño en la casa es fácil que cada vez haya más juguetes, y con ello, desorden. ¿Desesperación? Te comprendemos. Llega un momento en el que hay que plantearse reorganizar el espacio de manera eficiente, creando zonas de almacenaje para mantenerlo todo bajo control. Muchos niños adoptan muchos hábitos de sus papás y si no eres la persona más ordenada del mundo ellos no hacen más que copiar lo que hacen sus referentes. “Cuidadito” con lo que haces que tu baby te está observando.

Que la habitación cuente con una buena iluminación es algo que debes tener en cuenta, y los colores oscuros absorben la luz natural. Recomendamos que, para ganar espacio, aproveches las paredes y el almacenamiento vertical. Coloca estanterías y otras piezas contenedoras alrededor de las ventanas. Los conjuntos modulares son ideales para adaptarse a espacios reducidos. Y hay gran variedad de modelos que cuentan con la cama, armarios y cajones. Y todo a conjunto.

Las camas nido puedes ser un recurso excelente para ahorrar espacio de una manera sencilla en las habitaciones compartidas. Por otro lado, colocar la cama pegada a la pared, creará un efecto de mayor amplitud y espacio. La clave está en el orden y en la estructuración de la habitación. 

 

Imágenes: Decopeques.com 

Autor: Júlia Benach

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *