Hogar, dulce hogar: Cómo crear ambientes cálidos

Cuando hace frío, uno de los mejores lugares donde estar es en el propio hogar: por esta razón, quizás sea un buen momento para ir dándole un poco más de calidez y confort, para que puedas estar aún mejor. La clave estará en buscar una decoración más cálida, con los colores y complementos apropiados. Veamos algunas de las claves para lograrlo.

En principio, habrá que echar un vistazo a los muros y al suelo, así como a la iluminación para asegurarse que generen ese ambiente más cálido que buscamos: todos ellos conforman la estructura básica de la casa. Los tonos pasteles o más cálidos son de los más recomendados, pero si el blanco es el que impera en la vivienda, entonces acompañado con otros colores naturales, grises o rojizos pueden hacer la gran diferencia.

calidez

Ya en lo referido a los complementos, todo lo natural suma, y mucho: las fibras naturales, la madera y los objetos artesanales son buenos aliados de esta época del año, ya que aportan materiales y un “espíritu” capaz de transportarnos a un ambiente acogedor y más cálido.

Las aberturas por donde ingrese la luz solar deberán estar lo más despejadas posible. Nada como la luz natural para dar más calidez durante el día. Con respecto a los pavimentos, la madera y sus símil son de la mejor opción, hay pocos elementos que aporten tanta sensación de calidez como ella. En caso de tener cerámicos, las alfombras de tejidos mullidos sumarán, y mucho al ambiente para hacerlo más acogedor.

calidez1

Una de las combinaciones “estrella” de esta temporada para conseguir un ambiente más cálido a la par que exótico es el dorado y la madera natural: además de dar una imagen otoñal, es la pareja ideal para decorar cualquier rincón y dar un toque único en cualquier espacio. Las maderas puras, con matices envejecidos, o las piezas vintage recuperadas también están a la orden del día. En cuanto a tejidos, el terciopelo es clara tendencia a tener en cuenta.

Otros objetos imprescindibles son los cojines: abrigan, aíslan térmicamente y aportan comodidad. Predominan los colores tierra y los vinos, ocres, mostazas y verdes. La ideas es combinar los tonos para recrear un ambiente entre otoñal y acogedor. Aromas, difusores y velas también aportarán calor, fragancias y calidez a nuestra casa.

Imágenes: decostyle.info

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *