El poder de los pequeños detalles

En ocasiones, pensamos que cuanto más dinero invertimos en nuestra decoración, más vistoso y diferente se verá nuestro hogar. No obstante, si nos paramos a mirar una estancia, nos daremos cuenta que el poder de los pequeños detalles es una de las mejores soluciones a la hora de dar personalidad a nuestra casa.

Conseguir pequeños detalles que marquen la diferencia no es caro. Tan sólo necesitamos tener un poco de imaginación y recorrer visualmente nuestras paredes y espacios. Sólo así conseguiremos ver qué piezas clave nos faltan para configurar un precioso puzle decorativo.  Por ejemplo, podemos integrar en la decoración del hogar pequeños elementos de materiales como la forja o el mimbre. Las cestas de mimbre repartidas por el salón, cocina o baño, harán que las estancias sean mucho más acogedoras. Asimismo, pequeñas figuras, lámparas o incluso cabezales de forja, conseguirán que nuestro hogar tenga mucha más alma.

Los textiles también forman parte de esos pequeños detalles. Quizá no encontremos otro elemento en el que invirtiendo poco dinero podamos cambiar la decoración de una habitación. Por ejemplo, si contamos con varios cojines del mismo color, tan sólo tendremos que aportar otro más de un color diferente. Con esta combinación conseguiremos una decoración mucho más dinámica. Además, otros elementos como las alfombras y las cortinas, pueden aportar ese pequeño granito de arena para conseguir resultados excelentes.

Las paredes son  realmente importantes a la hora de decorar. Esto no significa que las abarrotemos de cuadros. Quizá obtengamos mejores resultados usando una decoración más sutil con una decoración con fotografías, láminas o incluso ilustraciones. Estos pequeños detalles harán que las paredes tengan mucho más que decir a nuestros invitados.

Por último, podemos optar por las flores. Resulta increíble como un jarrón con flores frescas puede hacer de una estancia un lugar completamente diferente. Los colores de las mismas ayudarán a que el ambiente sea mucho más agradable y fresco. Además, si preferimos algo que dure más tiempo, siempre podemos optar por los centros de flores secas, que seguirán dando ese toque floral y contribuirán a la decoración con pequeños detalles.

Imágenes: Pinterest

Autor: Emilio Garcia

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *