El ABC en estilos de decoración

En decoración, un estilo es una forma particular de decorar un espacio, a través de ciertas pautas, con ciertos colores, muebles o formas, conformando una composición específica. En este artículo te contamos cuáles son los estilos de decoración más conocidos y utilizados.

Decoración Clásica

Es un estilo basado en la conservadora casa burguesa del siglo pasado: con materiales clásicos, se busca la comodidad y el confort, con colores granates, verdes, rojos oscuros y marrones, también puede haber motivos de flores, aves o rayas más que cuadrados. Se pueden incluir estampados, murales, plantas, cornisas, amplios cortinas y adornos delicados.

Decoración minimalista

Este estilo se caracteriza, como bien lo indica su nombre, por la simplicidad en las formas, con ambientes amplios y más bien despejados. Colores neutros y formas geométricas básicas buscan el equilibrio y armonía desde la mínima expresión.

Decoración Rústica

Se destaca por el uso de materiales nobles y naturales poco tratados, como la madera, el mimbre o la esterilla, presentes tanto en el mobiliario y paredes como en objetos y utensilios. También valoriza las artesanías y a las telas duras en colores claros. Puede ser un estilo sencillo o sofisticado, aunque evitando los ambientes sobrecargados.

zen

Estilo Zen

Otro estilo que busca la armonía y el equilibrio desde la simplicidad: pocos objetos, materiales naturales y presencia de aromas, algo que le es propio. Los tonos son claros y neutros, y los muebles también siguen la simplicidad en sus líneas, preferentemente bajos y de madera natural.

Estilo Loft

Se trata de un estilo bastante nuevo que tomó inspiración de los locales industriales, pero adaptados a la vivienda. Más bien frío, de superficies limpias y duras, colores sólidos, poco cálido. Los materiales más utilizados son el metal, el plástico y la goma. El espacio vacío está muy presente y las formas geométricas con puras y los ángulos marcados.

Decoración oriental

Basado en la cultura oriental milenaria, con la simplicidad que aportan su sabiduría y filosofía. Colores, objetos, murales y adornos que remiten en todo momento (o copian) su estética y costumbres. Contraste de texturas (piedra, madera, papel), objetos como fuentes, velas, inciensos, y la presencia de la naturaleza (piedras, agua, flores) en un total equilibrio, propuestos a partir del concepto del yin y yang.

Decoración kitsch

El kitsch es un estilo que destaca por el predominio del color y las formas, la utilización de elementos antiestéticos y hasta chillones. Predominan colores como el rosa chicle, azul cielo, verde manzana y rojo. En cuanto a las texturas, se utiliza una amplia variedad, desde el alambre y plástico, hasta el cristal y los tejidos sintéticos. Los muebles pueden adquirir extrañas formas y no hay casi límites para los accesorios: todo tipo de objetos llamativos y originales pueden ser incluidos.

Decoración shabby Chic

El shabby chic se destaca en objetos y muebles antiguos pero actualizados, quizá algo desgastados o con pátinas, pero que no luzcan como viejos. El shabby chic se apoya sobre todo en accesorios y muebles. Lámparas y arañas antiguas patinadas, con caireles y un toque romántico. Muebles antiguos pintados o patinados, combinados con telas actuales y muebles modernos. Tapizados, almohadones y cortinas con flores son otros de sus elementos más representativos.

Imágenes: decopasion.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *