Decoración de una casa paso a paso ¡Sigue los consejos!

¿Toca decorar la casa? Antes de emprender las reformas del hogar toma nota de los siguientes consejos.

¡Por fin vas a reformar tu casa!, te dices, pero a la hora de ponerte manos a la obra empiezan los dolores de cabeza. Que si escoger paleta, lampista, que si buscar los muebles, decidirse por las pinturas… y determinar el tiempo que durarán las temidas reformas.

En la actual coyuntura económica en la que nos encontramos, la reforma de la vivienda se ha convertido en una opción para aquellos que quieren hacer un cambio en su hogar. Sin embargo antes de lanzarse a la aventura y tener después, imprevistos por sorpresa, es importante tener en cuenta los siguientes aspectos que nos facilita Cerámicas de España. No hay nada más efectivo que una buena planificación ¿Nos ponemos manos a la obra?

Para un resultado excelente, buena planificación. Ikea

1. Presupuestos.

Solicita un desglose del presupuesto, ya que de esta manera es más sencillo comparar unos con otros. Calcula detenidamente el coste de la reforma y trata de dejar un margen de un 15% sobre el total para posibles imprevistos que puedan surgir. Nunca hay que conformarse con un único presupuesto.

2. El profesional.

Desde que la obra comienza, el profesional será el contacto permanente y es conveniente dirigirse únicamente a él. Para reformar una casa con éxito, ten claro que no se gana absolutamente nada con un control casi «policial» sobre los trabajos, pero sí es fundamental la gestión adecuada de la reforma de su vivienda. Es importante por ello que la obra la realice una empresa que merezca toda la confianza.

3. Previsión.

Es necesario tener en cuenta que cuando en las obras de una casa se requiera reformar los baños o cocina, muy probablemente habrá que prescindir de su uso, necesario y diario. Por este motivo es aconsejable que este tipo de intervenciones se realicen en periodos vacacionales o con ciertas comodidades alternativas que puedan suplir los inconvenientes de no disponer de los baños y cocinas (amigos, familiares, restaurantes cercanos, etc.)

4. Permisos de obra.

Hay dos tipos de permisos, los de obras mayores (que son los que afectan a reestructuraciones como las aperturas de puertas y ventanas que modifiquen la fachada de la vivienda, cambios de paredes maestras…) y los de obras menores (en estos se incluyen los pavimentos, alicatados, reformas de baños…). Ve al ayuntamiento de tu localidad y allí te informarán sobre los permisos y cómo solicitarlos.

5. Plano Real.

Con una visión general de la estructura de la vivienda y con el estilo definido, habrá que confeccionar una lista de los elementos actuales de los que se quiera prescindir (tabiques, puertas…) y comprobar si realmente podemos hacerlo. Antes de nada hay que tener el plano de la vivienda, en el que se detalle cuáles son las paredes maestras y por dónde pasan las conducciones de agua, luz y gas.

6. Ayudas y subvenciones Públicas.

En el escenario actual, disponer de ayudas que te faciliten la reforma de tu vivienda es sencillo. El Estado, dentro del nuevo Plan Estatal de Vivienda 2009-2012, incluye una partida de ayudas destinadas a rehabilitación y reforma. Dirígete al órgano correspondiente en materia de vivienda de tu Comunidad Autónoma y allí te darán las instrucciones necesarias para solicitar tu ayuda

Autor: Judit Perez

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. esta muy bien el toke rustico solo en una pared contrastando con la modernidad y sencilles del cuarto

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *