Decoración: Paredes negras ¡Atrévete con ellas!

Una de las tendencias más actuales en decoración es pintar las paredes de color negro. Un tono que toma cada vez más fuerza en las paletas de los interioristas, pero que hay que saber aplicar para que el resultado sea satisfactorio. Olvídate de asociarlo a ambientes tristes y lúgubres y lánzate a probarlo, seguro que quedas encantada con él.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que cualquier pared no nos sirve. El negro es un color que absorbe la luz y reduce el espacio, por lo que se requiere una habitación con una buena luz natural por el día y una óptima iluminación artificial por la noche, para evitar crear un efecto de cuarto oscuro.

Otra de las cuestiones a considerar es el espacio. Cuanto mayor sea la habitación, más grande puede ser la superficie a pintar. Un salón con grandes ventanales puede ir todo pintado de negro, pero en un baño o en la cocina es mejor hacerlo sobre una sola pared, que incluso se puede azulejar. En el dormitorio, mejor la pared principal, donde va el cabecero de la cama. Y olvídate de los techos en cualquier caso; creará una sensación de agobio.

El mobiliario tiene que ser de colores claros y alegres. Para dar un toque de elegancia y sofisticación, utiliza muebles blancos y accesorios en rojo, una combinación que nunca falla. Para un ambiente más moderno, utiliza colores vibrantes como el naranja, amarillo, verde manzana, turquesa, fucsia o morado. Las posibilidades son enormes si se piensan bien.

Imagen: Viewdeco.

Autor: Maria Urzay

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *