Decoración cálida de invierno: ¡elementos que no pueden faltar !

 

Los elementos básicos para una decoración cálida de tu hogar en invierno. 

 

Una decoración cálida para el invierno es fundamental para sentirnos a gusto y acogidos en nuestro hogar.

Existen elementos esenciales para brindar esa sensación de calidez y son muy fáciles de poner en práctica.

 

Sólo se trata de saber elegirlos y combinarlos con el estilo que más nos guste.

 

Elementos imprescindibles para una decoración cálida en el invierno

Iluminación.

En invierno las horas de luz se reducen, así que es importante abrir las entradas de luz como las ventanas, en los días de sol.

 

Debemos tener cuidado porque supone luminosidad, pero también la entrada natural del frío.

Por lo que es recomendable elegir cortinas de un tejido grueso.

 

Él terciopelo es el más recomendable por su calidez al tacto.

Es importante que agregues luz artificial como lámparas de pie o de mesa, para los días más nublados.

 

Chimenea o velas.

El fuego de una chimenea encendida es algo que aporta calor a la atmósfera y es un gran deleite visual.

Si no tienes chimenea, puedes colocar algunas velas decorativas en algún punto estratégico del salón y encenderlas.

La luz suave de las velas, también van a aportar calidez.

 

 

 

Tapicería.

Una buena manera de conseguir que la temperatura del salón suba unos grados es colocando tapicerías suaves y abrigadas.

Optando por el cuero, la lana, y el terciopelo.

El terciopelo en cojines también es un sinónimo del invierno, las mantas de pelo te ayudarán a poner un toque final en la decoración y potenciar la estética invernal.

 

Alfombras.

Las alfombras además de proteger el suelo visten los ambientes y sin duda aportan calidez en cualquier espacio.

También puedes escoger tapetes de cuero, o algodón.

Recuerda que los colores los puedes combinar con otros elementos decorativos como muebles o cortinas.

 

 

 

 

 

Muebles.

Los muebles de madera son un elemento clave para el invierno.

Son superficies lisas y combinan con cualquier tipo de textura.

A la hora de escogerlos es importante que sean diseños sencillos, pero muy actuales.

 

Colores.

Los colores que tenemos que usar son tonos cálidos, como los castaños o marrones

Los colores que elijas deben contribuir al aumento de la temperatura de los espacios.

Elige tonos básicos que puedan combinarse y que aporten un toque elegante.

Los tonos neutros puedes combinarlos con colores como el turquesa, mostaza, y morado.

 

 

Con estas ideas no te resultará difícil conseguir una decoración cálida para el invierno.

¡Disfruta en casa los días más fríos del año!

 

 

 

 

Imágenes: Casaydiseño, Pinterest.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *