Creatividad y aprendizaje en el dormitorio infantil

Desde muy pequeños estamos acostumbrados a recibir un gran número de estímulos a los cuales respondemos, ya sea de manera consciente o inconsciente. En los primeros años de vida, nos dejamos estimular por colores, formas y sonidos que, con el paso de los años, van ganando significado. Estos estímulos en las primeras etapas de vida de una persona son esenciales puesto que definen, en gran medida, muchas conductas que adoptamos el resto de su vida.

Por ello, debemos rodear a nuestros hijos de estímulos positivos, estímulos que remitan al deporte, a la lectura, a la creatividad, etc., logrando un equilibrio entre el entretenimiento y el aprendizaje. Aunque nos cueste de creer, la decoración tiene un papel muy importante en la construcción de estímulos, por lo que las redactoras de Nosotras.com te damos algunas ideas que contribuirán al desarrollo intelectual y físico de tus hijos.

  • Vinilo: Los vinilos son adhesivos que se pegan en la pared y que logran aportar alegría a la habitación. Pueden ser pegatinas de cualquier tipo, lo más acertado es que sean coloridas puesto que estimulan al niño y crean un ambiente de fantasía ideal.

vinilo-collage

  • Otras decoraciones en las paredes: Además de los vinilos, existen otras formas de decorar las paredes. Por ejemplo, se pueden pintar murales que representen historias o escenas de cuentos. También resulta muy divertido destinar una pared a la creatividad de los niños, colocando una pizarra de tiza o de rotulador e imanes. De este modo ellos mismos pueden crear sus propias historias.

 

pizarra-collage

  • Cabecera de cama: Bosques, castillos, casas, naves espaciales… Existen todo tipo de cabeceros originales para un dormitorio infantil. Es acertado procurar que el cabecero siga la temática de la habitación y contribuya a al carácter aventurero del espacio, ya que a veces esta pieza resulta ser la protagonista del cuarto. Al fin y al cabo, ese trocito de madera es el que nos acoge a la hora de dormir, donde soñamos y nos embarcamos en fantasías increíbles.

cabecero-collage

  • Decoración total: Por último, también podemos apostar por juntar todos estos recursos y crear una habitación que se centre en un ambiente concreto en función de los gustos o aficiones de los más pequeños. Por ejemplo, se puede decorar el dormitorio como si fuera el castillo de un rey o una princesa –trasladando las hadas, los vestidos y las varitas mágicas para las niñas, y los escudos, las espadas y los caballos para los niños–, un campo de fútbol –donde aparezcan elementos como pelotas, porterías, el color verde…–, un barco, y muchas otras ideas originales.

decoración-total

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Güell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *