Copas y vasos para cada tipo de bebida

Es fundamental saber qué tipo de copas y vasos elegir al momento de montar correctamente una mesa.

No es que sea uno mejor que el otro, sino que es necesario para apreciar en toda su plenitud el contenido y las sensaciones de la bebida que vamos a disfrutar.

Debemos recordar que cada pieza de cristalería tiene un determinado tamaño y un uso apropiado para cada tipo de bebida.

 

Clases de vasos y copas para cada bebida

 

Copas

  • Para el agua: Suele ser la copa más grande de todas las que ubicamos en la mesa, si es de gran tamaño basta con servir un poco más de la mitad. Se coloca en el primer lugar de la fila de copas.
  • Vino blanco: Tiene que ser más pequeña que la de vino tinto, es por un tema de temperatura. Al tratarse de una bebida que se sirve fría, requiere de menos cantidad y se consume antes.
  • Vino tinto: Es una copa grande y se llena a 3/5 de su capacidad. Tiene la boca ligeramente más estrecha para retener los aromas del vino. Se ubica a la derecha de la copa de agua.
  • Cognac o Brandy: Debe ser de amplia cavidad y de pie muy corto, es para tomarla con la mano y mantener templado su contenido.
  • Champán: Tiene forma de flauta y es alargada para apreciar las burbujas en todo su recorrido. Es ligera y posee un cuello largo por el cual debe de sostenerse.

Vasos

  • De tubo: Tiene múltiples usos para tomar refresco zumos y bebidas. Es una pieza utilizada para cócteles, aperitivos previos a un banquete.
  • Whisky: Es un vaso de cristal grueso y resistente, se sirve con o sin hielo. Se sirve poca cantidad o dos dedos, todo depende del tamaño del vaso.
  • Cerveza: Se puede servir en una jarra de diversos tamaños de cristal grueso y se llena hasta que la espuma alcance el borde. También se puede utilizar el denominado vaso pinta o el clásico vaso largo.
  • Vermut: se puede servir en los conocidos vasos collins, son altos y estrechos con forma de tubo, y suele alcanzar el máximo de 300 mililitros. Se utilizan para bebidas largas y se suele rellenar con abundantes cantidades de hielo.

 

 

 

Recomendaciones

Lo mejor es guardar vasos y copas boca abajo, esto evita que el polvo y la suciedad se acumulan dentro. 

La cristalería es más recomendable lavarla a mano ya que el lavavajillas puede romper el cristal. Enjuaga bien los vasos para eliminar el resto de jabón. Nunca guardes vasos o copas húmedos en el armario porque pueden crear moho.

¡Ahora prepárate para disfrutar de tu bebida favorita!

Imágenes: Pinterest

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *