¿Cómo vestir tu cama? Crea un espacio agradable y con personalidad.

Existen muchas maneras de decorar la cama para que se vea armónica, elegante y se convierta en la pieza clave de la habitación.

Los cojines, las sábanas o el edredón ofrecen diferentes texturas y colores con estilo, que renovarán la imagen de tu habitación sin necesidad de invertir dinero de más en los muebles.

Sugerencias y estilos para vestir tu cama 

  • Sábanas y fundas nórdicas: Al elegirlas debes tener en cuenta que se adapten al estilo de tu habitación y, sobretodo, ¡A la medida de tu cama! Los edredones son una buena opción para cubrir tu cama y decorar. En caso que nos encontremos en temporada de calor, lo podemos guardar en armarios o baúl en el momento de irnos a dormir. Lo mismo con los plaids o mantitas decorativas. Las sábanas deben ser de calidad, acorde a la temperatura del momento. ¿Nuestra recomendación? Apuesta por el algodón 100%. 
  • Blanco: Es un clásico que nunca pasa de moda. Lo puedes utilizar en cualquier época del año. Acompáñalo de almohadas, cojines,, plaids y otros elementos decorativos en color o siguiendo el mismo estilo.

 

 

  • Colores lisos: Usar una base de color lisa es un buen truco de decoración. Esto nos permitirá jugar y experimentar con complementos estampados o de colores variados.
  • Cojines: Los colores lisos nunca nos cansarán. Aún así, recomendamos agregar estampados qué siempre aportan colorido, alegría y estilo a tu cama. En el mercado encontrarás cientos de estilos diferentes. Más de uno te enamorará.

 

 

  • Alfombra: Es un elemento decorativo imprescindible, que aportará a tu dormitorio ese aire de comodidad que tanto necesitamos para nuestro descanso. Busca aquella que más se amolde a tu estilo y personalidad. ¡Importante! Te recomendamos optar por una de color básico, que pueda combinar con cualquier otro elemento decorativo.
  • El cabecero: Es un accesorio muy importante tanto si la cama es individual o doble. Existen muchos estilos como en madera, con toque natural, blancos, tapizados o capitoneados. El cabecero enmarca la cama y determina la zona de descanso en un dormitorio, dejando espacio alrededor para lo demás.

Tu ropa de cama y tus accesorios deben ser confortables y con un estilo en el que te encuentres a gusto.

Recuerda crear un lugar dónde lo más importante es estar en paz y descansar. Un ambiente acogedor y armónico gracias a sus elementos decorativos, que hacen de este lugar ¡Tu espacio de felicidad!

Imágenes: Pixabay, Pinterest

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *