Cómo tener tu porche en verano

No todo el mundo cuenta con la suerte de tener un porche en casa. No obstante, si estamos en esa situación, debemos intentar cuidar al máximo su aspecto, pues puede ser un rincón muy especial de nuestro hogar.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que se trata de una zona que quizá esté en contacto con el exterior. Por este motivo, aunque hoy nos centremos en la decoración del porche en verano, es necesario contar con suelos resistentes, tanto al calor como al frío. En este punto quizá la mejor opción sea la cerámica, barro cocido o incluso piedra natural o pizarra.

El mobiliario deberá ser también resistente,  por ejemplo muebles de forja, aunque evidentemente, el textil nos ayudará a adaptarnos un poco más a esta estación veraniega. Es más sencillo cambiar los cojines y manteles durante esta estación que comprar muebles para cada época del año. Así pues, en verano, optaremos por los colores fuertes y vivos y los estampados, como los florales. Además, también podemos mezclar estos colores con el blanco, que durante el verano llena de luz las estancias, y evidentemente mucho más los exteriores.

Las largas tardes de verano son ideales para disfrutar de un buen libro en nuestro porche. Por este motivo, es una buena idea contar con alguna mecedora o algún sillón un poco más cómodo, como los estupendos sillones colgantes.

Por último, si queremos conseguir un poco de intimidad, la mejor opción será comprar algún tipo de celosía y llenarla de plantas. Las plantas harán que durante el verano, esta zona del porche sea muchísimo más fresca y agradable. Además, también podemos optar por decorar la mesa central o las auxiliares con jarrones y flores decorativas. Este tipo de recursos llenará de color el porche de nuestra casa.

Imágenes: Somos limón y sal

Autor: Emilio Garcia

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *