¿Cómo escoger los manteles para el comedor?

Los manteles son accesorios decorativos ayudan a proteger la mesa, embellecer el salón vistiéndolo y complementando su estilo.

Existe una amplia variedad, pero es importante elegirlos de la manera correcta según la ocasión.

Vestir la mesa de acuerdo con el evento que estamos a punto de celebrar requiere una buena elección al decorar la mesa. Disponer los cubiertos, vajilla, servilletas y tener en cuenta todos los detalles.

 

Aspectos a considerar al momento de elegir los manteles

  • Texturas: Pueden ser texturas suaves, satinadas, lino o algodón. Debemos tener en cuenta que se tiene que adaptar a las medidas de la mesa y para que quede elegante debe sobrar 30 centímetros por cada lado.
    Si es una reunión informal se puede elegir caminos de mesa en tejidos y texturas originales. Pueden ser de plástico o papel, los más recomendables para ser utilizados en fiestas infantiles.
  • Colores: Debe combinar con el aspecto de la mesa y el estilo del salón. En una reunión formal se puede escoger entre blanco, marfil, tonos claros o pastel. En las reuniones informales pueden ser colores más luminosos fiesta al aire libre se ven muy bien los tonos brillantes.
  • Estaciones del año: Es importante el clima. Si es primavera, se puede usar flores y muchos colores, si es otoño los tonos en ocre y marrón son ideales. En invierno debes alegrar tu mesa navideña para las festividades con manteles con un toque de glitter, que les brinda un toque sofisticado. Para el verano, un mantel de algodón aporta frescura a tu mesa.
  • Tamaño: Los manteles deben contar con una caída de unos 19 a 22 cm evitando que descanse sobre los comensales. Una buena opción es acercar las sillas a la mesa para medir el largo máximo del vuelo. De esa manera evitará que dejes más vuelo que el conveniente y que se amontone la tela sobre la silla. Puedes usar un mantel cuadrado sobre una mesa redonda.

 

Algunos consejos extra

  • Si quieres destacar la belleza de un tejido abierto como la puntilla, debes poner un mantel liso de bajo combinando con el color predominante de la vajilla.
  • Es muy interesante la superposición de dos manteles, uno pequeño arriba de otro más largo que combinen entre sí.

Recuerda elegir el mejor para cada ocasión y dejar volar tu imaginación en cuanto accesorios para la decoración.

¡Una mesa perfecta para una velada inolvidable!

Imágenes: Pinterest

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *