¿Cómo decorar tu casa al estilo nórdico?

Decora tu casa al estilo nórdico para que sea ideal. 

El gran manejo de la luz, la elegancia y la arquitectura interior, son tres de los puntos positivos que tienen la decoración al estilo nórdico. 

La función principal de este estilo, es combatir los problemas de la luz natural que se vive en los países nórdicos, olvidando los espacios recargados y resaltando mucho el blanco y la luz.

 

 

Consejos para convertir tu casa al estilo nórdico

Naturaleza como protagonista.

Los materiales y las texturas provienen de la naturaleza, lo cual debes elegir madera natural o colores claros para crear ambientes luminosos y relajados.

En el momento de buscar textiles para decorar, opta por telas que contengan materiales provenientes de la naturaleza como el algodón, lino o lana.

En cuanto a diseños, flores, hojas y animales, son perfectos para recrear el estilo que estamos buscando.

 

Prioridad al blanco.

El blanco es el color favorito de este estilo, la mejor manera de suplir la carencia de luz natural.

De día deja paso a la luz gracias a cortinas finas, y de noche se potencia con lámparas de pie o de techo, ubicadas en puntos estratégicos, y que puedes complementar con algunas velas.

Es imprescindible tener suficiente iluminación artificial y que predominen los colores claros.

Plantas.

Aportan vida, crean un ambiente acogedor y personal.

Recordemos que lo natural se impone en este estilo.

Podemos agregar accesorios confeccionados con ramas de piñas, macetas con plantas de todos los tamaños, jarrones con flores frescas, etc.

 

 

 

 

Muebles.

Los muebles de estilo nórdico son de líneas simples, rectas, funcionales, pero muy cómodos.

Generalmente son acabados con estilo rústico o vintage que pueden dar apariencia de desgastado.

Algo característico de ellos, es que se incluyen piezas modulares que permite alternativas diferentes para ordenar y organizar los ambientes.

 

Motivos geométricos.

A este estilo le encantan las formas rectas y motivos geométricos.

Puedes complementarlo en alfombras, tejidos, cuadros, o papeles pintados.

Los cuadros y portarretratos arreglados en collage, son elementos básicos ya que aportan color a las paredes blancas.

 

 

 

 

 

Mezclar estilos.

Puedes mezclar piezas nuevas con otras de estilo vintage, heredadas de otro tiempo.

Muebles de hierro o de tipo industrial y madera sin tratar.

Prueba a mezclar lo nuevo con  lo antiguo, funciona muy bien para este estilo.

 

 

 

 

Es un estilo natural en sus detalles y en sus colores.

Se ha mantenido al menos 100 años fiel a estas características, pero como todo va evolucionando.

Las últimas tendencias hablan del uso del cobre y el latón.

¿Te gustaría transformar tu casa a este estilo?

 

 

Imágenes: Guía para decorar, Pinterest.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *