¿Y si los invitados se aburren en la boda?

Para muchas parejas, el hecho de que los invitados de su boda se lo pasen bien cada minuto y cada segundo del enlace es algo primordial.

Para algunos se ha convertido en tal obsesión que las bodas se han convertido para algunos en completos parques temáticos, donde hay atracciones y distracciones en cada esquina.

Puestos de comida del mundo para no parar de ingerir alimentos diferentes, bebidas exóticas, cortadores de jamón, sushi… Y qué decir del candybar, del fotomatón, del photocall, del experto en caricaturas que te las hace al momento, del libro de visitas o del cuadro con firmas…

 

 

Existen tantísimos estímulos en una boda, que los invitados no tienen tiempo ni siquiera de pensar en lo que están viviendo, porque minutos después ocurrirá otra cosa más: una coreografía de los novios, otra para bailar con los invitados, los regalos para todos, para los padres, para los amigos que van a casarse, para los siguientes en tener un niño… Al final, las bodas son un completo y perfecto conjunto de cosas para que los invitados estén entretenidos mientras los novios se hacen cargo de otros.

Por eso, para todos los novios que se agobian pensando qué pasará si los invitados se aburren en su boda, tenemos la respuesta: no pasará nada. Cada persona tiene una percepción concreta respecto al mismo hecho, por lo que mientras para unos la boda será maravillosa y súper divertida, otros estarán deseando llegar a su casa para descalzarse. Igual que para muchas personas la boda es un agobio, para otros es la celebración del amor. Por eso, no hay que agobiarse por ser la boda ideal para la gente que ‘ha pagado su cubierto’.

Cada uno es libre de acudir a una boda o no, y no es una obra de teatro con miles de efectos especiales. Es una fiesta.

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *