Todo lo que debes saber de las bodas de invierno

El invierno siempre se ha considerado una época no apta para las bodas, de hecho, hace unos años, casi ninguna novia apostaba por esta estación para vivir su gran día. Sin embargo, poco a poco, la tendencia está cambiando y cada vez son más las parejas que buscan una fecha de invierno para convertirse en marido y mujer. Si estás pensando en convertirte en una de ellas, te damos algunas claves que debes tener en cuenta antes de planear tu boda de invierno.

Lo primero que debes saber si optas por el invierno como fecha para tu boda es que puedes aprovecharte de la temporada baja para obtener grandes descuentos en una de las partidas más caras del presupuesto: el banquete. Dado que tradicionalmente el invierno es una estación ‘mala’ para los negocios dedicados a las bodas, son muchas las fincas, hoteles y restaurantes que ofrecen descuentos en sus menús, en la barra libre o en el cóctel para las parejas que deciden casarse en esta época. De hecho, tu boda puede salirte entre un 5 y un 15% más barata si optas por celebrar tu boda entre noviembre y marzo, una rebaja que merece la pena considerar.

Otro de los aspectos que suelen caracterizar a las bodas de invierno es que son bodas de mañana. La razón es sencilla: las horas de luz se reducen considerablemente y celebrar tu boda por la mañana es una buena forma de asegurarte que tendrás luz suficiente durante la sesión de fotos. Aunque, eso sí, nadie puede garantizarte que no lloverá, nevará o hará viento en el día de tu boda si te casas en invierno, por lo que este es otro aspecto que deberás considerar a la hora de elegir el lugar de celebración y de la sesión fotográfica. Nuestro consejo en estos casos es que apuestes por los interiores para ambas cosas: no pasarás frío y tendrás unas fotos diferentes y originales.

Si te casas en invierno, debes tenerlo en cuenta de cara a elegir tu vestido de novia. Dado que el frío será un invitado más de tu boda, puedes apostar por un vestido de manga larga de los muchos que hay en las colecciones de los diseñadores, o por protegerte a base de complementos. Si has elegido esta última opción, los boleros y chaquetas serán tus grandes aliados, pero sin duda, nuestro complemento favorito para las novias de invierno son las estolas que te ayudarán a dar un toque de elegancia y romanticismo a tu look.

Y por supuesto, no podemos hablar de las bodas de invierno sin hacer un repaso de los colores que deben predominar en tu decoración de boda en esta estación. El rojo, el blanco, el dorado y el plata son los reyes del invierno en lo que a las bodas se refiere, por lo que no deben faltar en tu gran día. Puedes incluso incorporarlos a tu look en forma de complementos como los zapatos o un cinturón para el vestido. ¡Deja que la imaginación sea la protagonista!

Ahora que lo sabes todo sobre las bodas de invierno, ¿apostarás por ellas para tu gran día?

Autora: María Arribas

Imagen: Alexandra Roberts

Autor: Redaccion Nosotras

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *