Tipos de luna de miel según tus gustos

 

Tipos de luna de miel: ¿Cuál escogerías tu? 

 

La luna de miel es uno de los momentos más esperados por los novios.

Y, de los más bonitos en todo lo que tiene que ver con la organización de la boda.

 

Al fin y al cabo, es algo especial para los novios, ya que es ese premio después de todos los preparativos nupciales.

Respecto a la boda en cuestión y al viaje de novios, hay que tener en cuenta que es un momento único, y que cada pareja ha de elegir el tipo que más se adapte a su propia vida.

Esta es nuestra guía.

 

Un viaje de aventura. 

Muchos novios buscan un viaje que sea único, especial, diferente y sobre todo, lleno de aventura.

Por eso, suelen decidir un lugar muy lejano, como por ejemplo cualquiera que sea fuera de su propio continente.

 

Para los europeos, un buen destino sería América Latina u Oceanía.

Una buena oportunidad de elegir uno o dos países por los que moverte por las respectivas ciudades gracias a lo que conocemos como una maravillosa luna de miel.

 

Un viaje de absoluto relax. 

Puede ser en la última playa más lejana del mundo, o en la que te pilla a dos horas de tu lugar de residencia.

Pero es un viaje que no olvidarás porque es de relajación total para después del sí quiero.

 

 

Un viaje de fin de semana. 

Para hacer una escapada a Londres o París no necesitas mucho más de un fin de semana.

Nos encanta poder imaginar una luna de miel que sea exprés pero igualmente maravillosa.

 

 

Un viaje para más adelante. 

Muchas parejas deciden irse justo después de la boda, pero también otros muchos deciden cogerse esos días cuando pase el tiempo, cuando baje el precio de los aviones, cuando ya no haya tanto jaleo nupcial…

Simplemente, son opciones en cuestión de gustos, totalmente respetable y adaptable a la persona que lo elige.

 

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *