Requisitos de la cena de ensayo de boda

¿Apunto de casarte y todavía tienes dudas sobre la cena de ensayo? Todo ha de salir a la perfección así que esta cena también ha de formar parte de la organización de la boda. No suelen ser muy comunes pero realmente pueden mejorar la situación emocional en la que te encuentres un día antes de tu boda y, sobretodo, suele ser el mejor momento para cerrar el largo camino de la ‘organización’ y preparar el cuerpo para la fiesta. Aún así, si todavía no te ha quedado claro qué es y cómo debes celebrar una cena de ensayo, te damos los tips para sacarte de dudas.

Seguro que has visto alguna película donde la cena de ensayo es casi tan importante como la despedida de soltera. La preboda está llena de altibajos emocionales y cancelaciones desprevenidas o cambios de última hora, etc. Una cena de ensayo viene siempre justo después del ensayo de la boda, por lo general un día antes del enlace matrimonial.

No es tanto la cena que marcará el guión del convite de boda sino más bien una cena donde amigos y familiares se unen para pasar un buen rato horas antes del gran día. Le quita nervios a los novios y les prepara para la gran celebración. Si eres de las afortunadas de tener un buen jardín amplio y decorado con gusto, es la opción perfecta para organizar esta cena de ensayo. Un lugar íntimo siempre te transmitirá mayor sensación de confort y tranquilidad -necesaria antes de la boda-, y no tener que volver de un restaurante después de unas copas de más puede evitarte disgustos. Aún así, la opción de celebrar esta cena previa al ‘Sí, quiero’ en tu restaurante favorito es otra buena forma de hacerlo -la idea es pasar tiempo con los tuyos-.

Los invitados a la cena de ensayo no han de ser todos los de la lista de bodas. Suelen invitarse a los familiares y amigos más allegados o bien los que han participado en la organización de la boda. Lo que tienes que tener en cuenta es que la invitación a esta cena es importante que se envíe unas 3 o 4 semanas antes.

No dudes en agradecer a todos los que han puesto su granito de arena en este gran evento pues para esto se hace realmente la cena de ensayo, incluso se suelen entregar regalos a los familiares. Llegado el momentos de la cuenta aquí no hay discusiones, paga la familia del novio -aun que el tiempo ha cambiado esta costumbre y ahora se suelen repartir gastos-.

No te preocupes demasiado por la cena de ensayo, porque no hay guiones ni tampoco cita con los nervios. Si vas a casarte ten esta precena a la boda como lo que realmente es, un momento para festejar, agradecer y sobre todo disfrutar de la noche y lo que está por venir.

Imágenes: luciasecasa.com, bodaclick.com.mx,

Autor: Elena Cano

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *