Razones para celebrar tu boda en temporada alta

Siempre defendemos la oportunidad de organizar y preparar -y por supuesto, llevar a cabo- la celebración de una boda con el máximo ahorro posible.

Sin embargo, muchas veces no es posible guardar cierta cantidad de dinero, y eso repercute en toda la organización del evento nupcial en cuestión. Hablamos concretamente de la temporada alta de bodas, de ese momento en el que se concentran diferentes eventos, todo está copado y todo es absolutamente más difícil. Si no quieres ni oír hablar de otro momento que no sea de mayo a septiembre para decir sí quiero, estas son las razones para terminar de convencerte.

 

 

  • Buen tiempo. Aunque no hay nada seguro en esta vida, hay que reconocer que en nuestro país, estos meses son los más calurosos del año, y puedes pasar más fácilmente de la lluvia y del mal tiempo. Normalmente, conseguirás un día de apacible temperatura o incluso de calor si escoges celebrar tu boda en temporada alta ¿Imaginas una boda en la playa?
  • Mayor disponibilidad de los invitados. Además, será más sencillo que tus invitados estén disponibles para poder ir a tu boda, sobre todo si es en otro lugar, porque tendrán más fácil el hecho de poder pedir días de vacaciones, que normalmente suelen ser en verano.
  • Facilidad para encontrarlo todo. Está claro que habrá más bodas, más lugares llenos, pero también más sitios disponibles que en pleno mes de febrero, por lo que estamos completamente a favor de la temporada alta.
  • Sensación de temporada de bodas. Si te casas en los meses en los que lo hace todo el mundo, el ambiente será de lo más favorecedor y especial. Tendrás contigo los meses de verano, donde todo es una vorágine de vacaciones, y donde desde luego dirás sí quiero con mucho, mucho sentimiento.

¡A disfrutar de tu gran día!

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *