Ramos de novia campestres

Aunque siempre nos fijamos en el vestido de boda a la hora de ponernos a organizar el momento del sí quiero, existen otro tipo de atributos que hay que tener claro en el ámbito nupcial. Nos referimos, claro está, al resto de accesorios imprescindibles que podemos llegar a tener en nuestro outfit nupcialy que no pueden pasar desapercibidos. Lejos de los zapatos o las joyas, en este caso nos referimos al ramo. Las flores son un complemento más para las novias, y escoger el mejor bouquet o ramito puede ser lo más relevante para completar todo el estilismo.

Aunque los ramos cascada pasaron de moda, y ahora se llevan más que nunca los pequeños ramos compactos de flores como las rosas o peonías, también es cierto que hay una alternativa más allá: los ramos de novias campestres. Son más relajados y desde luego no están tan elaborados como otro tipo de composiciones florales. ¿Cómo es su estructura? Desde luego, con las flores que más nos apetezca, que quede de una manera mucho más suave y sin ningún tipo de pretensión, con abundancia de verde y blanco, y sin la presencia de lazos u otro tipo de complementos.

Entonces, ¿para qué tipo de novia están dirigidos estos ramos? Desde luego, para aquellas que tienen un estilo boho-chic, donde siendo hippies es lo que más se lleva, y desde luego, para aquellas cuyos vestidos tengan unas líneas soft y relajadas que no dejarán indiferentes a nadie. Lo mejor de este tipo de ramos es que podremos conservarlo poco después de nuestro enlace, puesto que será más sencillo de preparar al fin y al cabo. En otro orden de cosas, el verdadero ramo de novia campestre es aquél que no se encarga, sino que cogemos Nosotras mismas en el campo horas antes de la fiesta.

Imagen: The Summer Love

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *