¿Qué pasa si mi pareja no quiere ir de luna de miel?

Parece que en una boda, o al menos en su organización, hay ciertos pasos que hay que seguir.

Pedida, boda, viaje… Pero, ¿qué pasa si tu pareja no quiere ir de luna de miel?

En este caso, tendrás que ser sincera con él o ella, para que sepa cuál es tu deseo y tú poder gestionar el suyo.

Al fin y al cabo, en la vida de pareja, a pesar de que existan momento especiales e importantes como una boda, siempre puede haber situaciones en los que las personas que se hayan casado estén o no de acuerdo.

 

 

Que una pareja no quiera compartir este momento de viaje nada más casarse puede deberse a diferentes situaciones. Una de ellas puede deberse al propio agobio o estrés al que se ve sometida la pareja durante los preparativos de la boda.

Esto es importante a tener en cuenta, porque si es esto lo que le está poniendo de los nervios a tu pareja, tiene realmente fácil solución. Simplemente, podéis organizar el viaje poco a poco, sin agobios, dejándoos llevar para otra fecha. Puedes proponerle a tu pareja que lo dejéis para más adelante, pero que no dejéis de hacerlo porque sí que es importante para ti.

Otro asunto puede tener que ver con el hecho de que a tu pareja no le guste viajar y por eso no quiera celebrar el matrimonio con un viaje como colofón a todo lo que habéis organizado tras daros el sí quiero.

En ese caso, el problema es más grande, porque no puedes convencer u obligar a una persona que no quiere hacer algo con una razón tan sumamente concreta.

Podéis celebrar vuestra luna de miel sin hacer un viaje enorme, pero con pequeñas escapadas para que los dos estéis verdaderamente contentos. Todo depende de la confianza.

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *