Que la novia llegue tarde y otras tradiciones de las bodas

Una boda entraña multitud de tradiciones de las que es difícil escapar.

Por eso, repasamos las que siempre han estado presentes en el universo nupcial, aunque algunas se hayan pasado de moda.

 

 

  • Que la novia llegue después del novio. En las relaciones tradicionales, el novio llega al altar, y espera pacientemente a que aparezca la novia. Es una tradición de siglos, que realmente lo que hace es erigir la figura de la novia como la más esperada del enlace matrimonial. Aunque ahora lo normal es que la novia llegue unos minutos después, muchos novios han debido esperar más de lo que verdaderamente les gustaría.
  • Intercambiar anillos y arras. Otra manera de rendir homenaje a la tradición de las bodas es intercambiar alianzas entre los novios. Así, se ‘cierra’ el trato de estar casados. Utilizar las arras de manera simbólica ayuda a centrar la atención en los bienes, en la riqueza y en la pobreza para un matrimonio sano y feliz.
  • Lanzamiento del ramo. Esto afortunadamente va cambiando, y la novia entrega su ramillete a la persona que desea, incluso haciendo alguna que otra réplica del mismo. Lanzar el ramo a las solteras para comprobar quién es la siguiente en casarse ya ha pasado de moda, pero es una gran tradición que también se sigue llevando.
  • Padrinos y madrinas. Una tradición es que al novio le acompañe al altar su madre, y a la novia su padre como padrino. Realmente, es una tradición que se puede saltar para que cada persona elija quién es su padrino o madrina.
  • Baile nupcial. Ahora los novios hacen bailes de lo más trabajados, con coreografías pensadas, con flashmob, con participación de los amigos… Hace un tiempo, la tradición era que los novios comenzasen a bailar juntos y también la novia con su padre.

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *