¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir y reservar el espacio de tu boda?

 

10 trucos para escoger el mejor espacio para celebrar tu boda. 

 

Si hay algo que siempre emociona al preparar una boda es elegir el lugar de celebración. 

Pero son muchas las cosas a tener en cuenta para que sea el lugar de ensueño y cumpla con todas las expectativas.

Que disponga de capacidad para todos los invitados, que se adapten a las necesidades de cada enlace, que tenga personal atento en todo momento, que aporten soluciones a cada problema que pueda surgir…

 

Por ello, Jardín el Botero te propone 10 claves para tener todo bajo control.

 

Conocer el sitio en persona.

Primero, aunque parezca obvio, es visitar el sitio personalmente.

No sirve con navegar sólo a través de Internet.

 

Gracias a la red se puede hacer un primer descarte según espacio, preferencias de los novios, distancia…

Pero, siempre hay que ver el sitio en persona, hablar con algún responsable y preguntar todas las dudas que se tengan y las que surjan en cada etapa.

Tener un referente para consultar cada detalle es imprescindible en un momento tan especial.

Además, al entrar en el sitio tiene que transmitir algo especial.

 

Espacio.

Hay que comprobar que el lugar elegido dispone de espacio suficiente para el número de personas que se tiene previsto invitar y que el espacio se adapta a todas las necesidades.

 

 

 

 

Gastronomía.

Es bueno cerrar una prueba del menú antes de la boda con alguna persona cercana.

Para tener distintas opiniones y cerciorarse que cumple todas las expectativas.

Además es fundamental consultar sí disponen de alternativas sin gluten, veganas o vegetarianas además de alergias o intolerancias determinadas.

 

Así mismo es significativo preguntar si en el lugar de celebración el menú acordado es realizado por una cocina propia o es de catering.

En Jardín el Botero tienen cocina propia elaborada y realizada en el mismo momento por el chef Albano Galán.

El cual propone platos que no dejan indiferente a nadie.

 

Ceremonia o solo banquete. 

Es importante decidir si nos gustaría celebrar solo el banquete o también la ceremonia en el mismo sitio.

De ser así hay que comprobar que disponen de un lugar concreto para cada momento.

 

 

 

 

No todos los sitios que sirven banquete disponen de lugar para celebrar la ceremonia.

En Jardín el Botero tienen un precioso templete donde se puede celebrar el enlace.

Ya sea civil, con contenido legal o, celebración religiosa, pudiéndolo adornar y personalizar al gusto de cada pareja.

 

Horario flexible.

Otro punto a tener en cuenta es que es fundamental acordar con el lugar de celebración los horarios de cada momento.

Para que de repente no haya sorpresas (inicio y fin de la ceremonia, fotos, comida o cena, baile, barra libre…).

 

Protocolo.

Para que haya los menos imprevistos posibles desde Jardín el Botero recomiendan establecer con la finca un protocolo de toda la jornada de celebración con el responsable del lugar de celebración.

Establecer tiempos aproximados de cada momento es imprescindible para que todo salga perfecto.

 

Exclusividad. 

Otro factor importante es saber si el sitio de celebración es exclusivo para una boda o puede haber más.

 

Música.

El día de vuestro enlace es muy especial, con lo que hay que tener todos los detalles cerrados.

Son muchas las cosas a tener en cuenta y que hay que dejar programadas y habladas.

 

Es bueno consultar si en el sitio donde se va a hacer el banquete tienen DJ propio o hay que contratar un grupo / dj / etc. y más si el propio enlace se va a desarrollar allí.

En el lugar de celebración tienen que saber qué canción y en qué momento tiene que sonar cada una.

Tiene que haber una coordinación entre el maestro de ceremonias y la persona encargada del sonido.

Además de los temas previstos para cada momento del banquete.

 

Distribución de mesas.

Unos días antes de la celebración del banquete hay tener cerrada la distribución de las mesas (familias, amigos, niños…).

En Jardín el Botero hay posibilidad de tener mesas desde 8 a 12 comensales, tres de 12 ó 13 personas y dos ovaladas de hasta 16.

 

 

 

 

A partir de ahí serían alargadas.

Ver la disponibilidad y como quedaría en el salón o jardín es importante.

 

Detalles. Todo bajo control.

Hablar con los responsables o representantes de la Finca si se tiene pensado tener algún detalle con alguien especial para estar coordinados y se celebre en el momento que se cierre.

En Jardín el Botero tienen una atención personalizada y están pendientes de cada detalle para que cada boda sea única. 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Jardín el Botero 

Autor: Andrea Pascual

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *