Qué hacer si en tu boda hace demasiado calor

Sigue siendo verano y, en según qué zonas, el calor está asegurado.

Las altas temperaturas pueden llegar a ser las grandes protagonistas de las conversaciones y también de las bodas. Celebrar una boda en verano es lo que tiene, pero lo más importante es qué hacer si en la boda hace, de verdad, mucho calor.

 

 

  • Algo para abanicarse. Fundamental para todo tipo de invitados. No vas a cambiar la fecha de boda porque haga un calor del demonio, pero sí que puedes dar una pequeña y momentánea solución para que el calor pase a un segundo plano.
  • Mini ventiladores para evitar el sudor. Queda feísimo estar sudando en una boda y, además, es incómodo y desagradable. Por eso, en este caso también recomendamos mini ventiladores repartidos por distintas zonas del enlace en cuestión para que tanto los novios como los invitados puedan tener un rato de paz y tranquilidad lejos del fuego que marca el termómetro.
  • Bebidas para hidratarse. El problema fundamental del calor es la deshidratación que siente el cuerpo, más allá del sudor. Por eso, llena el espacio del banquete de tu boda de pequeños puntos de recogida de agua o limonada, incluso de bebidas isotónicas para que no haya problemas y todo el mundo se encuentre fenomenal.
  • Advierte a tus invitados. Si crees que realmente va a hacer un calor terrible según anuncias tu compromiso, por el sitio en cuestión y la fecha donde tendrá lugar en enlace, entonces tendrás que darles ciertas directrices a las personas que van a acompañarte en este día tan especial. Cuidado con los tejidos que se peguen, tener en cuenta calzado que no cuezan los pies, ser conscientes de que se va a pasar calor, y decir no a todos esos complementos que agregan temperatura al cuerpo. Es hora de disfrutar y no de sufrir.

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *