Por qué algunas personas no se comportan bien en una boda

Es un clásico. Muchas veces, estamos en una boda, y hay alguien llamando la atención, puede que sea porque se queja del menú, porque se ha pasado con las copas, porque está haciendo el ridículo, o discutiendo con alguien.

Pasa hasta en las mejores familias y en todo tipo de enlaces matrimoniales. Hoy hablamos, precisamente, de esas personas que no saben comportarse en una celebración tan importante como es una boda.

 

 

Esto puede pasar por varias razones. La primera de ellas, porque cada uno ‘es como es’ y hay gente conflictiva, que desde luego no sabe comportarse en lugares públicos donde hay mucha gente. Puede ser por inseguridad, porque de los nervios de estar con muchas personas comienza a hacer el tonto y de paso el ridículo, por tener afán de protagonismo, porque le dan envidia los novios… El caso es que esto pasa.

El problema puede ser que esta persona sea muy allegada a ti y no puedas ni quieras prescindir de ella en la boda a pesar de que sabes que va a montar una escena de algún tipo. Si es imposible tachar a este ser humano de la lista, entonces asúmelo y piensa bien dónde vas a sentarle para que se le vea y se le oiga lo menos posible.

Otra de las razones que pueden llevar a cierto tipo de personas a no comportarse bien en un enlace matrimonial es que simplemente, no desean estar allí. Por supuesto, cada cual es libre de elegir en qué momento marcharse y saber si aceptar o no una invitación, pero las personas estamos llenas de contradicciones, y muchas veces tomamos decisiones para después quejarnos o criticarlas. Esto puede pasarle a mucha gente, que no desea en absoluto ir a una boda, simplemente porque no les gusta este tipo de situaciones, y aún así van para poder quejarse y criticarlo todo.

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *