No te ofendas si alguien no va a tu boda

 

¿Hay invitados qué no van a tu boda? ¡No te ofendas!

 

En el momento de organizar un enlace matrimonial, es lógico y natural que los sentimientos estén a flor de piel.

 

Al fin y al cabo, es un momento muy bonito pero a la vez vulnerable, porque se ponen en el asador muchas situaciones.

Por ejemplo, la lista de invitados, que para muchos novios es un verdadero quebradero de cabeza.

 

Por otra parte, también está otra situación difícil, que es el hecho de saber asumir y aceptar que hay gente que no irá a uno de los días más felices de tu vida.

 

Estas son las razones por las que jamás debes ofenderte si te sucede algo así cuando organizas tu sí quiero.

 

Cada persona tiene sus circunstancias.

Y eso quiere decir que no todos tus invitados estarán en un estado ideal de felicidad, bien de dinero y con ganas de fiesta.

Piensa en que cada persona tiene sus propios problemas y capacidad de decisión.

 

No es un momento feliz para todo el mundo.

Aunque para ti sea un momento ideal y especial con tu pareja.

Para otras personas puede ser un momento de tristeza o de apuro económico.

 

 

 

Relativiza, aunque sea algo importante para ti.

No es el fin del mundo: si alguien te dice que no va a tu boda, ya sea porque quiere o porque no, tienes que relativizar.

Al fin y al cabo, sobrevivirás.

 

Ponte en la situación de esa persona.

Puede ser por razones sentimentales, de tristeza, de dinero, de malos rollos con otros invitados…

Piensa cómo reaccionarías tú si fueses ese invitado que acaba de decirte que no.

 

Por ejemplo, piensa que aunque tú no lo harías. 

O, al menos eso crees porque eres el novio o la novia en este momento, puede que haya momentos tensos en tu vida en los que prefieras tirar ‘por la calle del medio’.

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *