El matrimonio, ¿es bueno para la salud?

Parece mentira que nos planteemos si el matrimonio es bueno o no para la salud.  ¿Quién nos los iba a decir? Según los investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad británica de Aston, que han centrado durante nada más y nada menos que 13 años, sus estudios en el matrimonio, han demostrado que este es bueno para la salud. ¿Queréis saber más sobre este estudio?

Para el estudio que realizó esta Escuela de Medicina, los investigadores contaron con la colaboración de nada más y nada menos que 900.000 enfermos de diabetes tipo 2, hipertensión y colesterol alto, entre otras enfermedades… Pero, ¿qué tiene que ver esto con el matrimonio? Al parecer, de todos los casos que trataron durante el estudio, se llegó a la conclusión de que los enfermos que habían contraído matrimonio, y por consecuente, estaban actualmente casados, tenían una mayor capacidad para sobrevivir en relación a los pacientes solteros. 

La investigación, sugería como conclusión que el matrimonio tiene un efecto protector que surge, probablemente por tener el apoyo de una persona que nos ayuda a superar los principales factores de riesgo. Por lo tanto, podríamos afirmar casi con total certeza que el matrimonio mejora la salud y ejerce un efecto positivo sobre las personas enfermas. Increíble, ¿no?

Además de este estudio, encontramos otro realizado por la Universidad d Pittsburgh, en el que descubrieron que el matrimonio también es capaz de disminuir el estrés. Hay muchas teorías que ponen en duda que el matrimonio tenga realmente este poder, y que aseguran que la felicidad y la satisfacción de cada uno no depende del estado civil de una persona y que, la satisfacción y la ilusión es algo que con el paso de los años se termina. Pero, lo que sí está claro es que un matrimonio feliz reside en la capacidad y el esfuerzo mutuo, en construir una relación fuerte y segura de la que se aprenda cada día.

El matrimonio no es ninguna medicina ni terapia milagrosa pero, aprender a convivir con la persona que quieres, cuidarla, sorprenderla y vivir experiencias juntos influye en la felicidad propia y por lo tanto en la salud de las personas.

Imágenes: Pinterest.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *