Maquillaje exprés para invitadas de boda

Muchas veces, cuando nos invitan a una fiesta matrimonial, uno de los primeros pensamientos que nos vienen a la cabeza, es el hecho de escoger el look que debemos llevar, y también de cómo podremos prepararnos en cuestiones de belleza.

Aunque podamos tener semanas o incluso meses para poder plantearnos qué llevar a esta cita única, en ocasiones llega ese momento y el tiempo vuela, por lo que no disponemos de tantas horas como quisiéramos para el maquillaje. Por eso, es recomendable que siempre pensemos en cómo podremos aplicar nuestro make up si no tenemos demasiado tiempo. ¿Cómo ponernos manos a la obra cuando ya estamos a punto de irnos de boda? Para empezar, plantearnos que aunque no tengamos demasiados minutos, hacerlo despacio y con cuidado hará que todo salga mucho mejor.

Así, comenzaremos con la base de maquillaje, que aplicaremos con ayuda de una esponjita que haga que se esparza mucho más fácilmente y quede estupendamente en nuestro rostro. Si no tenemos mucho tiempo, es el momento en el que no debemos detenernos en los ojos, ya que probablemente sea la zona que más haga que estemos pendientes.

Es entonces la ocasión para apostar por resaltar los labios, que aunque tengamos que pintarlos con cuidado, tardaremos infinitamente menos que si nos dedicamos a la mirada. Por ello, apenas con un toque de rímel estaremos perfectas, y podremos pasar a la boca, con un color fuerte que atraiga todas las miradas.

Después, antes de salir por la puerta, un par de brochazos de colorete en la zona de las mejillas altas, ¡y estaremos listas para irnos de boda! Lo más importante es que no nos olvidemos de que si no tenemos tiempo, hay que priorizar en este tipo de momentos clave, y centrar la atención hacia los labios y no hacia los ojos.

Imagen: To be Trendy

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *