Maneras de ahorrar en tu boda

Tips para qué consigas ahorrar el día de tu boda

Una de las cosas que más preocupan a las parejas a la hora de casarse es organizar los gastos que suponen las nupcias.

 

Los invitados, la luna de miel, los detalles para las personas que acuden, la iglesia, el restaurante…

Todo lleva una serie de gastos extra con los que podríamos no contar en un momento dado.

Por eso, hay que tener en cuenta cómo gestionar los ahorros en la boda para que no tengamos sensación de ruina.

 

Elabora una lista previa.

Antes de lanzarte a comprar todo tipo de detalles, cosas bonitas y cosas necesarias para la boda, párate a pensar en un momento dado qué necesitas realmente.

Haz una lista de invitados, de gastos, de cosas que realmente necesitas para ese día, y deja a un lado los gastos extra que puedes necesitar después.

 

 

 

 

 

No gastes sin cabeza.

La boda pasará, pero tu vida real seguirá ahí.

La luz, la casa, el resto de las facturas, tus actividades y hobbies…

No te vuelvas loca gastando porque seguirás necesitando tener ahorros por si debes echarles mano tiempo después.

No hay que volverse loco a la hora de gastar, por mucha ilusión que haga.

 

 

Apuesta por el Do It Yourself.

Si necesitas no gastar demasiado, piensa en hacer cosas tú misma:

parte de la decoración, los detallitos de los invitados, las invitaciones, el maquillaje…

Seguro que hay muchas cosas en las que no has de gastar dinero para que todo salga perfecto.

 

 

 

 

 

 

Paga a plazos.

Para prácticamente todo te pedirán una señal: para el restaurante, para la persona que te maquille, para quien te haga las fotos…

Es la mejor manera de organizar los gastos sin quedarte sin dinero poco antes de la boda.

Establece una serie de gastos y ahorra mes a mes para poder afrontarlos sin agobios.

 

 

 

Imágenes: Pinterest, Pixabay

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *