Luna de miel: qué es una mini-moon y cómo organizarla

Cada vez está más de moda pasar de convencionalismos y conseguir hacer de nuestra vida un camino único y personal.

Afortunadamente, esto ha llegado también al mundo de las boda y ya tenemos que pensar en lo que verdaderamente nos gusta, pasando de lo que piensen los demás o el famoso ‘qué dirán’. Porque solamente de este modo conseguiremos hacer lo que verdaderamente nos gusta, en un momento tan especial.

Pero en esta ocasión no hablamos de la boda en sí, sino en el momento posterior, es decir, en el viaje de novios o en lo que suele denominarse ‘luna de miel’. Esos momentos inmediatamente posteriores al sí quiero en el que los que el recién estrenado matrimonio decide irse de viaje para relajarse, disfrutar y empezar una nueva vida juntos.

 

 

Pero en esta ocasión vamos más allá, no al Caribe, ni a un lugar muy caro y lejano, sino a otro concepto que cada vez está más de moda en la actualidad nupcial: las mini lunas de miel.

A veces, el trabajo, el tiempo o directamente el dinero no nos permite hacer un viaje espectacularmente grande, y eso hace que tengamos que pensar en otra manera de organizar nuestra luna de miel.

Por eso nace el concepto ‘mini moon’, que son viajes mucho más económicos, mejor adaptados al estilo de vida y las necesidades de los novios, que además de gastarse menos dinero consiguen pasar del qué dirán.

Simplemente necesitas juntar tres o cuatro días y diseñar el viaje de tus sueños con tu pareja, ya sea al municipio de al lado a una casa rural, a una capital europea que esté cerca, al campo donde os conocisteis o a un lugar que esté a un par de horas de coche pero que os permita disfrutar del espectáculo de la naturaleza.

¡Apuesta por la originalidad!

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *