Los cursos prematrimoniales y otras cosas a tener en cuenta en bodas religiosas

 

Bodas religiosas: los cursos prematrimoniales y otras cosas que se deben tener en cuenta.

 

Cada persona debe ser libre para poder elegir el rito por el que desea firmar su matrimonio, o lo que es lo mismo, casarse con la persona que quiere.

 

Antes, el matrimonio religioso era el más elegido, y era extraño casarse por lo civil.

Ahora, ambos están en boga igualmente.

 

En este caso, nos fijamos en las bodas por la iglesia y en las cosas que son necesarias en términos generales para poder contraer matrimonio por el rito eclesiástico.

 

 

 

 

 

Tener un sacerdote que oficie la boda. 

Parece muy evidente, pero no lo es.

Nadie más podrá oficiar un matrimonio religioso, a no ser otros rangos superiores al propio sacerdocio.

 

Además, debe figurar su nombre y cargo en los papeles oficiales para que os pueda casar.

Si elegís un sacerdote de una iglesia o parroquia para casaros en otra, tened en cuenta que todo debe estar en regla o no valdrá.

 

La iglesia en cuestión.

 Que haya fecha, que os den la hora que queráis, el dinero que cueste o no casarse en este lugar, que no haya otra boda en el mismo momento…

 

 

 

Cursillos prematrimoniales. 

Dependerá de cada iglesia o parroquia, pero normalmente hay que hacerlos.

Pueden durar meses, semanas, o un par de días.

 

Papeles en regla de cada uno de los novios. 

Para poder contraer matrimonio, ambos novios deben estar bautizados, tienen que haber hecho la comunión, y además la confirmación.

 

Si estos tres asuntos no figuran en los papeles, no podrán casarse por la iglesia.

Además, si han estado casados por la Iglesia con anterioridad, tampoco podrán casarse, a no ser que el matrimonio previo haya sido considerado nulo.

 

Papeles para el registro civil. 

Necesarios para que el matrimonio sea legal.

Deben ser confirmados por la parroquia que corresponda a cada uno de los novios, por la iglesia donde se va a celebrar la boda, y por el arzobispado de la ciudad en cuestión.

 

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *