La novia perfecta: cómo maquillarse para una boda

Cómo irás maquillada es una de las decisiones que se deben tomar con cierta antelación al enlace. Te recomendamos que hagas varias pruebas hasta que encuentres un look con el que te sientas muy a gusto. Antes de elegir maquillaje, hay tres cosas que debes tener en cuenta:

  • El estilo de la boda: Si has elegido un vestido vintage, si llevas velo, el tipo de peinado que quieres hacerte… El maquillaje debe ir acorde con tu look.
  • ¿Te maquillas habitualmente? Si no te sueles maquillar, es mejor optar por un maquillaje suave para sentirte más cómoda. En cambio si habitualmente te maquillas, tendrás más margen para usar unos u otros productos.
  • ¿Cuándo es la boda? Si el enlace es día o de noche influirá en tu maquillaje.

Si la boda es de día:

Tras hidratar semanas antes el rostro de forma intensiva, aplícate justo al levantarte una ampolla flash efecto lifting para tener un rostro despierto y luminoso. Luego utiliza un corrector iluminador si necesitas disimular imperfecciones, rojeces, ojeras o manchas. Opta por una base de maquillaje ligera y mate. También puedes utilizar una BB Cream, son ligeras, iluminan el rostro y sólo lo tendrás que corregir de vez en cuando con un toque de polvos compactos.

Céntrate en la mirada. Aplícate una sombra en tonos beige, rosa o marrón suave. Ilumina la zona de la ceja con un tono más claro y el lagrimal también. Luego aplica una sombra más oscura para delinear el párpado y muy difuminada en la cuenca del ojo para dar profundidad a la mirada. Remátalo con un toque de rimel que le dé intensidad a tu mirada.

42 Pinterest

Enmarca las cejas. Rellena los huecos con un pincel del tono de tu ceja y luego fíjalas con un producto especial para cejas o un rimel transparente.

Aplica un blush con una brocha redonda. No debe ser muy exagerado. Opta por un color que realce tu tono de piel. Si tienes un tono claro, rosas o corales, si eres más morena, rojo o borgoña. La idea es conseguir un toque de rubor muy natural en tu rostro.

Los labios pasan a un segundo plano porque se intenta dar protagonismo a la mirada. Opta por tonos más nude o neutros, que sean fáciles de retocar a lo largo del día.

Si la boda es de noche:

En principio se puede seguir el mismo método de un maquillaje para una boda de día, sólo cambian pequeños detalles. Opta por una base de maquillaje que aguante y que aporte mucha luminosidad al rostro.

En cuanto a la mirada, emmárcala mucho más. Puedes hacer un smokey eye suave y un delineado más contundente. Aunque ten siempre presente que cuánto más natural, mejor.

Imágenes: Pinterest

Autor: Lara Villalon

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *