Kit de supervivencia en bodas de verano

Las bodas de verano son maravillosas, pero también pueden ser un auténtico suplicio para los invitados si hace muchísimo calor.

Por eso, en esta ocasión hemos elaborado un magnífico kit de supervivencia para bodas de verano, tanto para las personas que se casan como para todos aquellos que acompañan a los novios en un momento tan especial.

 

 

  • Tejidos que no se peguen al cuerpo. Esto es muy importante, para no estar durante todo el enlace y su posterior festividad sufriendo a causa del calor. Importante que los tejidos sean suaves, livianos y no se adhieran malamente sobre la piel, haciendo que estemos incómodas y que también sudemos de manera innecesaria.
  • Abanicos o pai-pais. No esperes a que te lo den en la boda si eres una de las invitadas, puede que no contaran con el hecho de que puede hacer un calor del demonio. Mejor, lleva en tu bolso un pequeño abanico o incluso un pai-pai para que corra el aire entre tu vestido y tú, y que no te desmayes por las altas temperaturas.
  • Puntos de bebida. Más allá del alcohol, que está claro que estará presente en la boda, también es necesario tener puntos de bebida para hidratar el cuerpo. Es muy importante mantener la hidratación para que en ningún momento haya problemas con este asunto cuando suben las temperaturas. Si estás organizando el evento en cuestión, puedes optar por refrescos, agua o limonada para conseguir mantener la hidratación corporal.
  • Cambio de calzado. Con el calor, los pies se hinchan, y mucho. Puede ser un verdadero problema cuando nos quitamos los zapatos, porque después será muy complicado volverlos a poner. Llévate otro tipo de zapatos por si acaso te ocurre esta situación. Y si eres la que se casa, pon un punto de alpargatas para invitados de todos los tipos y tallas, te lo agradecerán en verano.

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *