Joyas para invitadas de boda

Siempre que nos fijamos en un estilismo nupcial, sea nuestro o de las personas que nos rodean, creemos que la atracción principal y fundamental es el vestido. Pero, ¿qué pasa con el resto de atributos que se pueden incorporar a un evento nupcial? Hablamos, por supuesto, de las joyas que debemos llevar cuando vamos a acudir a una fiesta matrimonial. Éstas dependerán, por supuesto, del estilismo en cuestión por una parte, de nuestros gustos y personalidad, por otra, y también de todo lo que podamos pensar a tenor de lo que vayamos a llevar puesto y el lugar al que vamos a acudir.

Si por ejemplo, vamos a llevar un look compuesto por pantalones palazzo, top y plataformas, con un bonito recogido, tal vez sea el momento de apostar por unos pendientes largos con piedras coloridas. El hecho de llevar un dos-piezas puede hacer que nos sintamos de lo más sofisticadas y eso nos ayude a escoger las mejores joyas.

Si en otro caso, nos referimos a llevar un look para una boda de mañana, entonces probablemente el outfit que escojamos sea un vestido corto que deje al descubierto nuestras piernas y brazos. Como es bastante probable que llevemos también un tocado, corona de flores o canotier para cubrir nuestra cabeza, no deberíamos centrar nuestros esfuerzos  en unos pendientes demasiado bonitos, sino llevar algunos más discretos, porque entre el pelo, el peinado y lo que llevemos en la cabeza, no se va a ver mucho. Por ello, podemos apostar por las pulseras. Ya que vamos a estar muy recargadas en la parte superior, no sería de lo más recomendable pensar en un collar.

Esta pieza al cuello sería la más indicada para un estilismo de noche, donde los vestidos son más sueltos, y si lo llevamos en un solo color puede llegar a simbolizar una gran opción.

Imagen: Comprar Joyas

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *