Invitadas de boda con falda larga

Está claro: el mundo de la moda se retroalimenta con el de las novias, y al contrario. Existe un feedback entre el universo fashion y todo lo que rodea al componente nupcial, por lo que los must de uno y otro sector pueden llegar a coincidir. Más allá de lo que tiene que ver con el estilismo de la novia, que a grandes rasgos es la protagonista principal del evento, también podemos pararnos a pensar en los outfits de las invitadas, para que la cita sea un gran desfile.

En este caso, en cuanto a lo que llevarán puesto las mujeres que acudan a la boda, nos fijamos en una tendencia que cada vez está más de moda, nunca mejor dicho, en aquellos eventos matrimoniales que se celebran por la tarde: las faldas largas. Aunque el efecto es prácticamente el mismo que si acudimos con un vestido largo hasta los pies, si decidimos llevar una falda de este tipo, las posibilidades serán mucho mayores a la hora de combinar.

¿Cómo podremos hacerlo? Para empezar, piensa que lo mejor de todo es que la parte superior o el top que escojamos, deberá ser completamente diferente, y eso hará que podamos jugar aún más con las combinaciones y los tipos de estilismo en cuestión. Otra posibilidad única es la de poder incorporar un cinturón o fajín que una ambas prendas con el fin de que sea algo diferente. Además, piensa que si tenemos más de una boda este verano que sea de noche, con comprarnos una blusa distinta para cada evento, y así el look será completamente diferente.
Otro beneficio de una falda es que no es tan encorsetado como un vestido, y además de que podrás utilizarlo y amortizarlo muchas más veces, comprarlo en un tono crudo hará que lo puedas usar también en tu día a día.

Imagen: Confesiones de una boda 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *