Fotos que NO hay que hacer en el día de la boda

En una boda, siempre queremos quedarnos con todo lo que tiene que ver con el gran día.

Las imágenes de ese momento son bonitas, emocionantes, de lo más estupendas y quedarán para siempre.

Sin embargo, existen algunas fotos que no son necesarias en este día tan especial, porque no todo es susceptible de ser fotografiado. Y porque al final, en una boda hay que sacar imágenes bonitas pero no hacer miles de ellas, porque no nos quedaremos en todas. Y porque hay cosas que no es necesario que queden demasiado inmortalizadas.

 

 

  • Fotos en ropa interior. Las fotos hay que hacerlas con gusto, y aunque hayas escogido un conjunto precioso de lencería y tu pareja también, puede que estas imágenes no deban ser de dominio público y quedarse en la intimidad de la pareja, o incluso de la persona en ese día tan bonito y especial. Una imagen de la que no es necesario que sea testigo nadie más que los recién casados.
  • Fotos comiendo, literalmente, con la boca llena. Parece algo muy evidente, pero no será la primera boda en la que invitados y novios aparecen en el álbum de boda probando el cochinillo o el lechazo de manera literal. En el convite, debe haber pocas fotos y que éstas estén hechas con buen gusto.
  • Fotos de los invitados dándolo todo en la fiesta. No es necesario guardar en un álbum cómo tus invitados sudaban y saltaban con las canciones del verano. El fotógrafo debe retirarse antes.
  • Fotos de los novios en plena pasión. Y por pasión nos referimos a besos íntimos o incluso a su noche de bodas. Sí, muchos fotógrafos están tan atentos que hay fotos hasta de los besos de tornillo de la pareja. Deja que todo te sorprenda y guarda para ti y tu pareja cosas que son sólo de los dos.

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *