Errores típicos de una Boda: ¡El manual de uso del tocado!

Todas sabemos lo muy protocolarias que son las bodas. Y aunque no todas conocemos regla a regla, sí que intuimos que existen una serie de errores típicos que no se pueden permitir. Un artículo especialmente indicado si tienes una boda en breves. Así que toma nota de todo… ¡Y que no se te pase nada por alto!

Demostrar en una boda que te conoces el protocolo a la perfección es sinónimo de clase. Pero no solo nos referimos a los cubiertos, a cuando sentarse, a cuando aplaudir o en qué momento gritar a voces: Que se besen los novios.

Pero hay muchos más detalles que no quedan demasiado bien en las reglas de protocolo de una boda. Muchos de ellos tienen que ver con Nosotras… Y también con vosotras. Es obvio, nadie nace sabiendo. Y si nunca te has interesado en descubrirlo, es normal que no sepas que el tocado, una vez puesto, no se puede quitar de la cabeza.

Por eso, tranquila. Solo una recomendación… Sigue leyendo para conocer este y muchos más secretos del protocolo del tocado en una boda. Así, la próxima vez que optes por este complemento como adorno para el pelo, irás sobre seguro.

1. Si se trata de una boda diurna, puedes llevar cualquier tipo de tocado. Cualquier tamaño sirve puesto que el vestido debes llevarlo corto.

2. Si se trata de una boda celebrada por la tarde/ noche, se trata de una fiesta más espectacular, así que opta por complementos más especiales, con pedrería, con colores oscuros u otros adornos brillantes, pero recuerda… Que sean pequeños.

3. Si el vestido que has escogido es largo, será mejor que lleves un tocado pequeño. Incluso simplemente un recogido con ausencia de tocado, te quedará mucho mejor. No sobrecargar nunca el look.

4. En cambio, si el vestido es más corto, podrás llevar tocados más grandes o, aparentemente, voluminosos, para equilibrar el efecto.

5. Recomendable nunca pasarte con el tamaño o el estilo del tocado. Recuerda que la novia debe ser la mejor vestida de la ceremonia.

6. Si tu pelo es largo y has decidido soltarte la melena, podrás utilizar horquillas o cintas, junto a tu tocado, para hacer un semirrecogido. Es muy indicado para cabellos largos.

7. Los tocados, como norma, al igual que las pamelas, no se pueden quitar ni en la ceremonia, ni en el convite. Cierto es que si el convite se convierte en algo informal, cabrá la posibilidad. Pero no es así por lo general.

8. Adecúa el tamaño de tu tocado pensando también que, cuando estés en la mesa o en la ceremonia, habrá más personas a tu alrededor. Trata de que no sea molesto para los que están a tu lado.

9. Si la boda es en verano, recurre a materiales como la rafia, la arpillera, el plumetti o el encaje. Si es en invierno, es mucho mejor que tu tocado sea de fieltro, terciopelo o materiales más gruesos.

10. Y los colores también son todo un secreto en las bodas. Para otoño e invierno se recomiendan los colores más apagados. Para primavera y verano, en cambio, mejor arriesgarte con naranjas, rosas, amarillos, azulones o verdes.

Con estas diez recomendaciones podrás llevar tu tocado con la seguridad que nada se te escapa. Que sabes todas sus normas y que vas más que apropiada para la ceremonia. Pon en práctica este manual de uso para no fallar en tu estilismo de las bodas de este año.

Imágenes de Rosá Clará

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *