Destinos campestres de luna de miel

En cuanto a bodas, no hay nada escrito, y al mismo tiempo, cada persona, cada pareja y cada enlace es un mundo aparte y paralelo que toma su raíz en la propia celebración de esta cita única. Por supuesto, dependiendo de cómo sean los novios, y cómo les apetezca organizar y preparar su unión, así serán todos los detalles que tengan que ver con esta boda. Más allá del propio sí quiero, el convite, los invitados y todo lo que tenga que ver con el matrimonio, se encuentra otro momento muy especial: la luna de miel. Aunque cada vez que se nombra este viaje tan especial, muchas de Nosotras pensamos en zonas paradisíacas de playa, donde los cócteles y el dolce far niente son las actividades principales.

Sin embargo, hay muchas parejas que han decidido dar una vuelta de tuerca a este tipo de honey moon, y deciden alejarse de las playas y apostar por otro tipo de viajes que se acercan más a la naturaleza. ¿A qué nos referimos? Sin duda, a aquellas lunas de miel campestres. Lo mejor de todo es que el ahorro respecto a otro tipo de viaje es descomunal, ya que es mucho más económico, y además, te mantiene en contacto absoluto con la vegetación en todo momento.

Las posibilidades son infinitas, ya que puedes apostar por un destino de montaña, donde la aventura sea la principal atracción, o momentos en los que podéis estar rodeados de campo en todo momento. Este tipo de viajes os unirán, os mantendrán activos en todo momento, y además harán que disfrutéis de otro tipo de viaje nupcial al que cualquiera se ve acostumbrado en los tiempos que corren. Ante todo, debéis expresar a su manera vuestra personalidad, ya que ésta estará plasmada en todos los acontecimientos que rodean el enlace.

Imagen: Zankyou

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *