¿Qué debes evitar el día antes de tu boda?

Para cualquier novia, el día antes de la boda, son típicos los nervios, las dudas, las ganas de darle la vuelta a la boda e intentar mejorar todos los detalles que ya has preparado con mucho mimo. Y para poder llevarlo lo mejor posible y estar fabulosa para la boda, hemos elaborado una lista con algunas de las cosas que bajo ningún concepto debes hacer. ¡Toma nota y pasa un día de lo más tranquilo antes de tu boda!

#1 Nada de trabajo

Parece algo obvio, pero por si las moscas…Queremos recordarte que el día antes de la boda no debes ir a trabajar. Y por supuesto, nada de estar pendiente del teléfono o los correos electrónicos. Tranquila, ese día podrán sobrevivir sin ti. Durante el día previo a la boda, tu misión fundamental es desconectar del resto del mundo y centrar todas tus energías y fuerzas en relajarte. Piensa en ti, duerme hasta tarde… Mímate un poco con un largo baño de espuma… ¿No te suena genial?

#2 Prohibidos los tratamientos de belleza

No hagas experimentos para tu boda… Y menos el día de antes. Cíñete a tu rutina de belleza diaria. Nada de exfoliaciones o mascarillas, no queremos ningún susto y que cunda el pánico justo un día antes de la boda. Evita también, los autobronceados, cortes de pelo radicales para el peinado o las pinzas de depilar… Que no se te vaya de las manos. No debes dejar para el día antes de la boda este tipo de preparación. Procura hacerlo con una mayor antelación para evitar catástrofes o al menos poder tener margen para solucionarlas.

#3 No te acuestes tarde

Vale que con los nervios de la boda te costará conciliar el sueño esa noche…Pero intenta hacer los mínimos cambios en tu rutina. Aunque no te vayas a dormir a las diez de la noche, estar en la cama relajada te hará descansar y que te levantes radiante. Puedes ponerte una película para distraerte, prepararte una infusión que calme esos nervios y…A descansar.

#4 Evita ciertas comidas

Bajo ningún concepto caigas en la tentación de comer comida basura o grasienta el día antes a la boda. Está riquísima, pero ya tienes el resto de los días para comerla. Come bien, recetas ligeras… Aunque cuidado, hay ciertas verduras como el repollo o el brócoli que retienen líquidos y te harán verte muy hinchada.

#5 Nada de alcohol en exceso

Pasarse de un punto aceptable de alcohol el día antes de la boda, queda terminantemente prohibido. El alcohol, ayuda a que se genere una deshidratación de la piel, lo que puede causar que parezcas más cansada y apagada. Es importante también, evitar los refrescos o las bebidas con gas para evitar hinchazones. Que no cunda el pánico, aunque parezca que ese día va a ser la ley seca para ti, tranquila… Una copia de vino con tus amigas no te puede hacer daño. ¡Pero solo una! 

#6 No te pruebes tu vestido de novia

Evita por todos los medios probarte el vestido de novia antes de la boda. Ya está, en su momento lo elegiste y es el indicado y perfecto para ti. No hace falta darle más vueltas… Con los nervios, puede que te entren dudas y no queremos que pase eso…

Imágenes: Pinterest.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *