Consejos para NO fallar en el vestido de novia

 

¿Cómo NO fallar con el vestido de novia?

 

El vestido de novia, para muchas mujeres que van a casarse, es el sueño de sus vidas. Para otras, es algo meramente accesorio del día en cuestión, y para otras, puede convertirse en una auténtica pesadilla.

Estos son nuestros consejos para que, pase lo que pase y sea cual sea tu estilo, te sientas tú misma y no falles en la elección.

 

Rodéate de personas imprescindibles, pero no demasiadas.

No tengas miedo a ofender a nadie, ve a comprar tu vestido con un número reducido de personas que vayan a hacerte el favor de asesorarte con cariño y que te vayan a ayudar de verdad. No invites a quienes no vayan a aportar nada o a los que vayan a hacer comentarios negativos de manera constante. Lleva a las que vayan a decirte la verdad de manera constructiva.

 

 

Sé fiel a tu propio estilo.

Si no te ves vestida de novia y prefieres un traje normal, sencillo y de otro color, ¡adelante! Nadie tiene que decirte cómo vestir en el día de tu boda. Lo importante es que escojas un vestido que te represente de manera global y que te haga sentir bien. No hay reglas: solamente tú.

 

Juega con él, muévete.

De nada sirve probarse un vestido y estar estática y perfecta para la foto, cuando realmente en el día de tu boda no vas a parar. De moverte, de saludar, de bailar, de levantarte de la silla… Es conveniente que cuando vayas a elegir el traje en cuestión tengas en cuenta que puede que estés incómoda en un momento dado si la tela es demasiado rígida. Si esto no es un problema para ti, perfecto.

 

 

 

El conflicto sucede cuando no aguantas este tipo de telas y te sientes fuera de confort. Tenlo en cuenta antes de decidirte por él.

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest, Instagram

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *