Cómo tratar a los invitados que se trasladan a tu boda

Cuando se anuncia una boda, muchas veces los invitados no se alegran de primeras, porque un enlace supone no sólo un desembolso económico, sino también muchas veces un traslado hasta el lugar donde se celebra la boda. Esto quiere decir que los invitados deberán hacer un esfuerzo económico, físico y de organización para trasladarse hasta el lugar que han elegido los novios para darse el sí quiero. Si te casas y sabes que hay gente que vendrá desde otros puntos de la geografía que deberán hacer verdaderos malabares para estar en tu gran día, esto es lo que debes hacer para que se sientan a gusto y felices de compartir con vosotros un momento tan bonito.

 

 

  • Estad pendientes durante los preparativos. Los novios tienen mucho trabajo durante los meses de preparativos de la boda, pero los invitados también deben prepararse. Que les cuadren las fechas para poder cogerse días libres en el trabajo, encontrar un look digno de la situación, un lugar en el que alojarse durante la boda, el propio traslado… Por eso, si sabes que viene gente que vive lejos a tu boda, debes estar pendiente de todo ello para que se sientan cómodos.
  • El día de su llegada. A no ser que lleguen ‘in extremis’, tanto tu pareja como tú debéis estar pendientes ambos del momento en el que lleguen estas personas, tanto si es el día antes como un par de días antes del enlace. Así, conocerán el sitio donde se alojarán, se sentirán arropados…
  • Ayuda. No mucha gente está acostumbrada a trasladarse a eventos, y por eso, normalmente hay que estar muy pendientes de ellos. Puedes brindarles tu ayuda para encontrar un sitio en el que alojarse, dónde aparcar el coche durante el tiempo que dure en enlace o que hacer al día siguiente.

 

Imágenes: Pinterest, Expoboda

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *