Cómo ser una novia ‘pin up’

Si hay algo que debemos tener en cuenta cuando estamos pensando en el estilismo para el sí quiero, es la siguiente premisa: una novia, pase lo que pase, a la hora de elegir el look nupcial debe ser ella misma. Es decir, más allá de convencionalismos, de normas de estilismos, de protocolos, y de todo lo que pueda llevarse a la hora de componer un outfit de novia, si no respetamos nuestra propia personalidad a la hora de vestir, nos sentiremos disfrazadas en un momento tan especial.

Por ello, este post va dedicado a aquellas mujeres que en su día  a día suelen llevar una estética al más puro estilo pin up, y que no desean deshacerse de ella en el momento en el que pronuncien las dos palabras mágicas de ese momento. También, para aquellas que adoren este tipo de looks y que quieran que el día que se vistan de novias, este tipo de vida y de vestir les acompañe. ¿Cómo lograrlo sin perder la esencia de novia?

Para empezar, en cuanto al maquillaje y el momento beauty de una novia debemos ser rigurosas, porque para cualquier chica pin up, esto es fundamental: los labios rojos, el eyeliner marcado, y una buena máscara de pestañas que enmarque nuestros ojos. ¿En cuanto al peinado? No hay que olvidar el flequillo con unos rulos gruesos, y también ese moño tan característico de esas chicas sexys de los años cincuenta.

Lo mejor en cuanto al cabello es que podemos adornarlo con un velo corto, un tocado o simplemente algo que nos represente y case con este estilo. El vestido es lo más personal, pero si podemos añadirle un corpiño o corsé en la parte de arriba, lograremos de una forma más acusada que se reconozca la estética que estamos buscando. ¿Nos atrevemos?

Imagen: Bodas

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *