Cómo organizar una boda sin caer en tópicos

Las bodas tienen siempre un componente tradicional del que es muy difícil desprenderse.

Al fin y al cabo, los enlaces matrimoniales han formado una parte muy importante de todo tipo de culturas durante generaciones.

Tenemos buenas noticias, se puede organizar una boda sin caer en tópicos demasiado exagerados, sin que todo tenga un aire muy siglo XX, y para que esté adaptado a nuestros gustos y a la época que vivimos. Si quieres que tu boda no sea lo más típico y se repita como otros enlaces a los que has acudido, entonces sigue leyendo.

 

 

  • Los novios son quienes invitan. Deja a un lado esa tendencia terrible de hace unos años, donde eran los padres de los novios quienes corrían con absolutamente todos los gastos y, de paso, invitaban a quienes consideraban, dejando a los novios como meros actores de este día. Hoy en día son los novios quienes invitan y quienes deciden.
  • Adiós a tradiciones ancestrales que dan vergüenza ajena. Ni cortar la corbata, ni la liga, ni tirar el ramo, ni entrar bailando como si no hubiera un mañana. No caigas en tópicos vergonzosos y simplemente organiza una boda sencilla, natural y que haga honor a vuestro noviazgo, camino ya del matrimonio.
  • Innovación con los regalos de los invitados. Delantales para ellas y puros para ellos, no gracias. Deja esas cosas terribles para las bodas que se perdieron en el tiempo y no sólo innova, sino haz que lo que los invitados se lleven sea un recuerdo bonito y sobre todo útil. Sales de baño, detalles gourmet, jabones o un regalo solidario hará honor a este día tan bonito y especial.
  • Sorpresas. Y para no caer en tópicos, lo mejor es conseguir o al menos intentar que haya muchas sorpresas durante la celebración. Votos matrimoniales, discursos bonitos, una actuación en directo…¡Imaginación al poder!

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *