Cómo organizar tu preboda

Organizar una boda es un proceso que lleva mucho tiempo, muchos meses de preparación, y multitud de pensamientos que hacen que todo salga perfecto en este día tan especial. Sin embargo, es cierto que en ocasiones, todos los esfuerzos para que sea una jornada inolvidable hace que dure muy poco, es decir, que una vez que se ha pasado este día tan mágico y único, nos quedemos con la sensación de que nos gustaría haberlo disfrutado más. Puesto que el tiempo como tal no puede alargarse, sí podemos hacer algo para que la boda sea algo más que unas horas de un día concreto. ¿Cómo? Organizando una pre-boda, algo que cada vez está más de moda en nuestro país, y de lo que te damos las claves a continuación.

– Para empezar, debes plantearte esta preboda como algo único, parecido a tu propia ceremonia de casamiento, pero siendo mucho más relajado. ¿Qué significa esto? Que no tienen por qué acudir todos los invitados, de hecho no sería necesario que invitases a toda tu familia o compañeros de trabajo, sino que te ciñeses a aquellos más íntimos para pasar una velada inolvidable.

– Si tu boda es de mañana, organiza esta fiesta de tarde para trasnochar a gusto. Si por el contrario, vas a casarte de tarde, ¿qué mejor que una comida, o barbacoa? Hacerlo a la inversa hará que el proceso sea diferente y tengas más ganas de que llegue el gran día en cuestión.

– Piensa en qué tipo de boda quieres, y qué tipo de fiesta querrías si no tuvieses que estar sujeta a un protocolo. ¿Te apetece una celebración temática? Tu pre-boda, celebrada un par de días antes de convertiros en marido y mujer puede ser el momento ideal. Disfraza a tus familiares y amigos, decora un lugar concreto, ¡y disfruta!

Imagen: Hola

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *