Cómo no perder los papeles en el día de tu boda

Seguro que muchas veces lo has visto. Una novia o un novio que en el día de su boda se ponen tan sumamente nerviosos que pierden los nervios a causa del estrés del día.

Si no quieres que esto te suceda, te damos una serie de claves para superarlo antes de que suceda y justo en el momento clave.

  • Imagina que todo va a salir bien. Si sientes cierta ansiedad con que todo vaya bien en el momento del sí quiero y la posterior fiesta, debes hacer un ejercicio de control mental para quitarte los nervios y las malas sensaciones. Siéntate en un lugar donde te encuentres en paz e imagina cómo será uno de los días más importantes, felices y encantadores de tu vida, con todo lujo de detalles, viendo cómo va todo bien. Te sentirás mejor.
  • Imagina que todo no sale bien, y que aún así eres feliz. Y esta es la segunda parte del punto anterior, para terminar el ejercicio. Imagina que algo de lo que tienes planeado para el gran día no sale bien, pero imagina que sucede con muchos detalles, y que aún así, eres capaz de aceptarlo, asumirlo y sentirte bien. La felicidad no está en la perfección, sino en aceptar las cosas tal y como vienen, con alegría y entusiasmo.

 

 

  • Tus invitados no tienen la culpa del estrés que hayas sufrido. Es decir, por muy nervioso o nerviosa que estés los días previos a la boda, y por muy mal que estés en un momento dado cuando sea el día del sí quiero, no debes pagarlo con tus invitados. Ellos no merecen eso, si no compartir vuestra felicidad.
  • Tu pareja está ahí para hacerte feliz, no para sufrir. Por eso, por muchos nervios que tengas, con la persona con la que debes pasar más tiempo es con tu pareja, con tu recién estrenado marido o mujer. No le amargues su boda.

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *