Cómo gestionar los preparativos de una boda sin enfados

¡Felicidades! Por fin habéis decidido dar el paso de uniros en matrimonio y queda mucho por hacer.

Por eso, debes prepararte psicológicamente para lo que viene. Una serie de preparativos que harán que ese día sea muy especial y emotivo, pero que también podría enfrentarte a algún familiar, algún amigo o incluso tu pareja. Sí, es evidente que una boda no es para tanto, pero no sería la primera vez que alguien se enfada por algo que tenga que ver con la organización de uno de los días más especiales de vuestra vida. Así se gestionan los preparativos de una boda sin enfados.

 

 

Lo primero que debes tener en cuenta es que aunque tú te cases, el mundo seguirá girando. Esto quiere decir, a grandes rasgos, que no esperes que el resto de la humanidad pare el resto de sus vidas y sus compromisos para adorarte mientras organizas el día B. Normalmente, la gente pasará del tema porque no le incumbe, y de paso podrías llevarte más de una decepción. No te enfades en el proceso. Es tu día y el de tu pareja, no hay lugar para nadie más, aunque sean testigos del momentazo. Tampoco entres al trapo si alguien critica absolutamente todo lo que estás haciendo en este día tan bonito, desde el dinero que estás gastándote en la organización, pasando por la temática de la boda, el vestido y el traje… No dejes que te afecte, que haya personas con incontinencia verbal no significa que tengas que defenderte o discutir porque no tienes que pedirle permiso a nadie para hacer lo que consideres.

Pero lo más importante a la hora de gestionar enfados en los preparativos de una boda, es que no te disgustes con la persona más importante: tu pareja.

¡Disfrutad del momento!

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *