Cómo ayudar a tu mejor amiga en los preparativos de su boda sin entrometerte

Que una amiga se case es una experiencia inolvidable.

Al fin y al cabo, sobre todo si sois amigas cercanas, sentirás cómo formas parte de su vida, de su nueva etapa, desde un principio, viviendo la evolución de su relación hasta el matrimonio.

Es sin duda un momento muy especial que hay que vivir en compañía. Sin embargo, puede haber problemas si te entrometes demasiado, así que vamos a darte unas pautas para ayudar a tu mejor amiga en su boda desde la tranquilidad.

 

 

  • Adelántate, pero lo justo. Una novia puede atosigar, y eso es algo negativo, pero que encima lo haga la amiga es todavía peor. Intenta adelantarte a sus necesidades si sabes más o menos lo que le vendría bien para ese día, como encontrarle una buena maquilladora o empezar con las manualidades de su photocall hecho a mano. No te metas demasiado, piensa que al fin y al cabo, por mucho que se case, es cosa de ella y de su pareja organizar la boda.
  • Ayúdale a decidir. Seguro que hay muchas cosas en las que duda y necesita una “ayudita” externa para tomar decisiones. Por ejemplo, en la tela de su vestido, en el ramo de novia, en las canciones para el baile o el cóctel… Puedes echarle una mano siempre y cuando te lo pida.
  • No impongas tu criterio. A no ser que esté equivocada en algo importantísimo, recuerda que es su día, y que si se confunde, es su problema porque lo ha elegido de forma consciente. Intenta no imponerte.
  • Distracción. Hablar de una boda non-stop las 24 horas al día durante todo el año de los preparativos es algo inaguantable para cualquier persona. Tu papel como amiga es el de hacer que sea una pre-novia feliz, pero también que no pierda el norte. Habla y haz otro tipo de cosas para que no todo sea el mundo boda como concepto.

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *