Bouquets, ramos femeninos y sofisticados

Uno de los momentos principales de una boda es el instante de escoger las flores. No solo las que decoran el lugar elegido para dar el sí quiero, o para la celebración en sí, sino el ramo que la novia lleva consigo desde el momento en el que se pone su traje nupcial.

Escoger el ramo perfecto depende principalmente del gusto de la propia novia, así como de su estilo personal, y del propio look en cuestión. Sin embargo, lejos de las cascadas de flores de otras épocas, actualmente triunfan los bouquets para todo tipo de novias.

Estos ramos compactos están compuestos de distintas flores, como orquídeas, paniculatas, tulipanes, peonías o rosas, que lo dejan sujeto a la perfección hasta el momento del banquete, cuando las novias lo reparten entre sus más allegadas, o deciden lanzarlo si así es su deseo.

Elegir como complemento un está cada vez más de moda entre las novias, puesto que la comodidad y la feminidad y sofisticación están repartidas a partes iguales. Además, permite que el color se establezca de un modo fácil y sencillo, y le da el protagonismo esencial a las mismas, expresando su propia personalidad de una manera elegante.

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *