Bodas de cine ¡Y coches de cuento!

Parece ser que sí… El cine pide bodas. El cine no quiere olvidarse de la mirada nostálgica, emotiva y dramática que tiene una boda. Surge un efecto en los espectadores directamente proporcional a su nivel de enamoramiento. Por lo que, sí, el cine desea bodas. Nos las da. Y Nosotras, al mismo tiempo, las agradecemos.Porque qué puede ser más bonito y más sentimental que centrar en el argumento de una historia una celebración nupcial. ¿Por qué nos gusta tanto? Y, ¿por qué nos engancha hasta tal forma que muchas de las mejores películas, o de las que más nos gustan, se focalizan en bodas?

Desde siempre, las mejores historias han sido las de parejas. Y, ¿cuál es la mejor forma de redondear una relación idílica? Pues, obviamente, con matrimonio. Por ello, no es de extrañar que todas las parejas del cine quieran casarse. Pero, la verdad, es que hoy no queremos trazar una lista sobre las mejores bodas de película.

Queremos hablar de cuentos sí, pero con ornamentos. Nuestra intención es la de, a través de algunas de los films más bonitos y con mejor final, mostraros una parte de las bodas que hasta ahora no habíamos tenido en cuenta. ¿Os imagináis qué podría ser? Antes de adivinarlo, mirad algunas de las imágenes de a continuación…

Vacaciones en Roma

Vacaciones en Roma

Sexo en Nueva York

Sexo en Nueva York

Novia a la Fuga

Novia a la Fuga

¿Qué tienen en común? No nos digáis que habéis dejado de lado el gran detalle… Exacto, todas están en movimiento, todas se van… O todas vuelven. El caso es que para eso sirve un transporte nupcial… Después de la gran ceremonia de nuestra vida, lo único que deseamos es coger e irnos con el amor de nuestra vida. En el caso hipotético de que, en efecto, sea tu boda y no la de tu mejor amiga o la de tu hermano.

Pero cierto es que nunca nos habíamos detenido en cómo abandonar la iglesia, en cómo salir pitando de allí y dejar a todos los asistentes plantados para irte de viaje de bodas… Cuánto nos gustaría, almenos, irnos de escapada romántica ahora mismo. Pero no nos dispersemos… Porque hoy lo que queremos enseñaros es algunas de las formas más románticas que nos ha dado el cine de partir a lo Just Married.

Quién sabe, puede que te inspires en alguna de estas películas. Quién sabe, puede que hagas como Carrie Bradshaw y planees una boda tan chic que necesites un coche de lujo para daros la bienvenida como marido y mujer. O, quién sabe, puede que seas algo más tradicional, más de campo y prefieras un caballo para cabalgar los dos hasta el amanecer. O, quién sabe, puede que seas tan sport y aventurera que te gusten las emociones fuertes subida a una vespa.

Sea cual sea la opción que escojas, tienes multitud de probabilidades de que el final sea lo mejor de tu vida. Porque la preparación nupcial es romántica, porque la ceremonia en sí es sentimental…. Pero la partida es el futuro. Y el futuro, si es con tu chico y con tu ya marido, será insuperable.

Imágenes: Sexo en Nueva York, Gossip Girl, Novia a la Fuga y Vacaciones en Roma.

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *