Bodas atípicas: ¡Elige la tuya!

En cuestión de parejas, no hay nada escrito. Cada persona es un mundo, y a la hora de un compromiso, o de celebrar un enlace, cada par de novios hace lo que realmente le apetece a la hora de su boda. Por ello, hay un sinfín de tipos de bodas que pueden adscribirse a lo que cada pareja quiera para este momento tan especial.

Huyendo de lo típico –Iglesia o juzgado y después hotel para el banquete-, apunta los siguientes tipos de matrimonios, una celebración sin igual que no dejará indiferente a nadie:

  • La boda bohemia o hippie: Son aquellos enlaces que se celebran a pie de playa, con el mar de fondo y los invitados descalzos, a la luz de bengalas en la arena; o por el contrario, en un lugar donde la naturaleza y la vegetación cubran el entorno. Mesas blancas decoradas con un sinfín de flores y guirnaldas terminarán por coronar la distribución del banquete, que huirá de tradiciones, y será de lo más desenfadada.
  • La boda romántica y solitaria: Hay novios que deciden que el momento de darse el sí quiero es tan particular, y sobre todo tan íntimo que, huyendo de celebraciones multitudinarias, deciden marcharse a una isla caribeña y, con la sola compañía de dos testigos, disfrutar de su banquete privado al atardecer tras convertirse en marido y mujer.
  • Un enlace en alta mar. Casarse en un barco está al alcance de muy pocos, y para los que sufran mareos puede ser algo desagradable, pero no hay nada como esa promesa de amor eterno surcando los mares.
  • Pero sobre todo, una boda fuera de lo común reside también en el vestuario en cuestión que escojan los novios, amén de los invitados: estilismos góticos, rockeros, de príncipe y princesa o de sus personajes de videojuegos favoritos… Un día desde luego inolvidable.

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *