Banquete tipo cóctel: las ventajas de una boda diferente

 

Banquete tipo cóctel: ¿Porqué esta convirtiéndose en tendencia para bodas?

 

En las bodas, afortunadamente, no todo es ‘sota, caballo y rey’ como antiguamente.

A día de hoy, las celebraciones matrimoniales han cambiado mucho, y actualmente están diseñadas a medida para las dos personas que se casan, es decir, los novios.

 

Por eso, en esta ocasión hablamos de un tipo de boda que hasta hace muy poco hacía que muchos invitados se echaran las manos a la cabeza.

Pero que a día de hoy cada día es más común y gana más adeptos.

Sí, hablamos de una boda tipo cóctel.

 

Estas son las ventajas de tener y hacer una boda completamente diferente.

 

 

 

Nadie es más que nadie. 

Con las mesas, puede que al final haya distintos grupos.

Donde se centra la familia o los amigos más íntimos, y donde el resto de los invitados quedan en un segundo plano.

Cada vez más alejados de los novios a causa de la distribución de las mesas.

Si no quieres que eso suceda, piensa en el tipo cóctel, donde cualquiera habla en todo momento con los novios y entre sí.

 

Nadie puede ofenderse. 

Hilado al primer punto, ninguna persona podrá echarte en cara que le has sentado en una ‘mala mesa’.

Ya sea por la compañía o por la lejanía con la mesa presidencial.

Al fin y al cabo, no habrá mesas y sillas como tal.

 

 

 

Relax para los novios. 

Es algo bueno para la pareja, porque no tendrán que pensar en sentar y distribuir a los invitados, que todos estén a gusto, que no se haga muy largo el convite…

Una buena manera de que la paz reine.

 

Una auténtica fiesta. 

Todo serán brindis, nuevos bocados para probar con distintos grupos de personas,.

Y, sobre todo, momentos de jolgorio sin que haya tanta parafernalia en un banquete como tal, tradicional al fin y al cabo.

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *